www.nden.com.ar
viernes 22 de junio de 2018 - Edición Nº628
Opinión

Camino a octubre: la interna de Cambiemos, nuevamente la clave de la próxima elección

15 ago 2017 -

El triunfo de Cambiemos-Necochea en las PASO no le garantiza ninguna victoria holgada en los comicios de octubre; las elecciones del 2015, el mejor ejemplo.

Con el 97,21% de las mesas escrutadas,  las listas amarillas lograron nada más y nada menos que el 45,98% de los votos. Detrás se ubicó el frente Unidad Ciudadana, que entre sus tres armados en pugna alcanzó el 21,97%. Tercero quedó el oficialismo local con un 17,10%, y con Diego López Rodríguez como único candidato.

La clave de cara a la elección ordinaria sigue estando en la disputa dentro de Cambiemos que viene agudizándose con el paso de los días. En ese marco, desde el armado del intendente Facundo López no pierden las esperanza y se muestran expectantes ante la resolución de un enfrentamiento que puede traer agua para el molino oficialista como ocurrió dos años atrás.

La gran elección de Gonzalo Diez, equilibró la relación de fuerzas dentro de Cambiemos y acrecentó las tensiones entre dos espacios que conviven desde hace años pero que mantienen un enfrentamiento previo a conformarse la alianza política. En ese marco, que horas después de resueltas las PASO, la UCR le haya pedido públicamente a Arturo Rojas que renuncie a su candidatura (o en su defecto al cargo frente al Consorcio de Puerto Quequén) es muestra de que los cimbronazos dentro del Frente Cambiemos no solo  no merman sino que amenazan con eclosionar en el corto plazo.  "Va en contra de los principios de Cambiemos estar en dos cargos: ser candidato a  concejal y presidente del Consorcio. No va con los principios del radicalismo ni de Cambiemos sostener esa postura. No es algo nuevo, nosotros simplemente lo estamos ratificando pero lo dijimos al principio de la campaña", aseguró días atrás Carola Bertoldi, titular del partido centenario. 

El crecimiento de la base de electoral radical suele contrastar con la identidad peronista y veneguista de Rojas; esto desde el oficialismo local lo saben y preparan nafta para el fuego que ya empieza a emerger en la lista de los globos amarillos.

En 2015, el armado de López también había quedado en tercer lugar respecto a los frentes que habían quedado en primer y segundo lugar, aunque su principal virtud en esas PASO fue haber logrado un piso alto de votos sin tener contiendas internas.  Esto le permitió ganar la general con un 34,2% de los votos frente a Pablo Aued. En ese momento, López ganó la elección con 20.122 votos, 10420 sufragios más que los obtenidos por Diego López Rodríguez estás elecciones.

Otro aspecto a favor, que no pudieron plasmar en las PASO, tiene que ver con la gestión, ya que los tres gobiernos anteriores gozan, a modo de balance, de muy poca adhesión en los necochenses, esto no necesariamente habla bien del actual mandato pero si le permite potenciar cualquiera de sus aciertos.

Más allá de disponer de algunas posibilidades para mejorar la performance (disputar la base electoral de Diez e incluso interpelar a aquellas listas que no superaron el piso del 1,5% o perdieron las contiendas internas), hay variables que modifican el escenario respecto al 2015 y complican las intenciones massistas. Por ejemplo, las elecciones anteriores eran ejecutivas lo que agudizó la polarización local entre López y Aued, teniendo en cuenta que este último tenía una pésima imagen en la sociedad necochense (su recorrido político histórico y el haber querido avanzar en la privatización de sectores del Parque Miguel Lillo fueron motivos suficientes). Pese al escándalo suscitado a partir de los grandes sueldos dispuestos en el Consorcio de Puerto Quequén , Rojas no se encuentra en la misma situación que el saliente presidente del Concejo Deliberante.

Otra diferencia significativa reside en que el armado de Facundo López hoy es gestión y es interpelado desde ahí por la sociedad, ya no en tanto candidato para polarizar con Cambiemos, sino más bien como responsable de las demandas de la población. Otra modificación del escenario es que el intendente, como máximo referente, no encabeza la disputa, situación por lo que habrá que tener en cuenta el peso de su presencia en la campaña a octubre. Ya anticipó a este medio que se pondrá la gestión al hombro.

Por último, sobre la posibilidad de interpelar los votos  de Unidad Ciudadana, lo cierto es que parecen bastante herméticos al éxodo, ya que demostraron un comportamiento similar al del 2015. Mientras dos años atrás el kirchnerismo lograba  14.778 sufragios hoy alcanzó 12.461. Menor en cantidad pero mayor en proporción debido a que en estas elecciones fueron a las urnas menor cantidad de necochenses (dos años atrás 63691 contra alrededor de 57 mil en la última). De todas formas, tanto el oficialismo como el kirchnerismo mantienen una base peronista común, y el veneguismo suele generar rechazo en quienes sostienen que el fracaso de Horacio Tellechea al frente del municipio tuvo que ver con un "golpe institucional" y no con irregularidades en los manejos de los fondos.

Lo aquí expuesto no deja de ser algunas variables que solo serán comprobadas con el tiempo y que en definitiva la "suerte" de los candidatos dependerá de cómo logran hacer pie en sus potencialidades y foguear las debilidades del resto, todo esto al calor del desenvolvimiento de la coyuntura política nacional, provincial y local. 

 

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias