www.nden.com.ar
martes 16 de enero de 2018 - Edición Nº471
Opinión

Pablo Nosek: "Polaridades de  Subterfugios y Oxímoron"

Autor: Pablo Nosek, candidato a concejal por "Valores para mi país"

2 oct 2017 -

Se acerca el 22 de Octubre, esta particular fecha de Elecciones intermedias. Legislativas estas, por cierto. A pesar de que pareciera que en nuestro Distrito van tomando otro carácter, fiel reflejo del perfil destacado a nivel provincial y nacional.

Y es que el negocio más rentable en la actualidad a nivel políticamente propagandístico es este: la Polarización. Entonces, los carentes de proyección funcional y práctica para la resolución de las problemáticas ciudadanas hacen uso y abuso de este recurso. Porque es mucho más redituable y requiere menor esfuerzo lograr que los vecinos te voten “para que no gane el otro”, que ponerse a trabajar, estudiar, analizar y proyectar alternativas de progreso para los Necochenses y Quequenenses. Entonces… ¡Polaricemos!

Resulta que la Real Academia Española define el término “Subterfugio” como una “escapatoria”. Como una “excusa artificiosa”. Como la que emplea aquel que no quiere enfrentar el panorama. Alguien que, infantilmente, coloca los dedos índices en sus oídos y balbucea en voz alta, a fin de acallar la voz de la realidad, por el simple hecho de que no le gusta lo que esta dice. Quien pretende posicionarse como uno de los polos pujantes en medio de una discusión, cuando sencillamente no le corresponde tal lugar. Es decir, estamos hablando de polarización. Y esta discusión pierde todo sentido y lógica cuando nos remitimos a los hechos (los resultados de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias). ¿Ésta es la polarización? Es decir, ¿los polos en discusión son un 49% (Cambiemos) contra un 17,98% (Alianza 1País)? ¿Alguien puede divisar una polarización ahí? ¿No correspondería, en tal caso, el lugar a la fuerza que secundó el resultado de las P.A.S.O. con un 22,77% (Alianza Unidad Ciudadana)?

O bien, alguien está preocupantemente incapacitado en las matemáticas, o pretenden tomar al electorado por tonto. Me inclino por la segunda opción, y me tranquiliza saber que solo se trata de una pretensión, porque tengo la certeza de que la gente NO es tonta.

Pero este negocio de la polarización, como todo negocio, requiere de bilateralidad, es decir, de acuerdo de dos voluntades. Y aquí confluyen los intereses de las partes en un punto de encuentro. Es un negocio redondo. Se necesitan el uno al otro. Se ponen de acuerdo. Dejan fuera del escenario electoral a las demás fuerzas. Y polarizan.

En la otra esquina del contrato se encuentra un particular caso de “Oximorón”. Figura sintáctica con válida aplicación política al caso, y que nos describe a un proyecto que combina dos expresiones de significados opuestos. Es decir, por un lado tenemos un mensaje de “transformación” y de “cambio”. Una imagen de “renovación”. Aunque por el otro, tenemos una lista de candidatos compuesta en su mayoría por personas presentes y activas en el ámbito político desde hace casi más de una década. Será que tiene alguna inferencia la etimología del término “Cambio”. Éste viene del latín “Cambium”, que a su vez lo tomó del celta o del galo, emparentado con la raíz indoeuropea (s)kamb, término para la figura geométrica “curva”. ¿Será que este espacio propone una política direccionada en una curva, tan pronunciada, que traza un círculo, volviendo hacia atrás, hacia lo mismo?

Muchas incógnitas. Una sola certeza. La gente NO es tonta. No hay que subestimarla, intentando montar un escenario que no existe. Este 22 de Octubre, los vecinos de Necochea, Quequén y el interior del Distrito, demostrarán que están convencidos de que los hechos hablan más que las palabras.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias