www.nden.com.ar
lunes 23 de julio de 2018 - Edición Nº659
Sociedad

“Cometió crímenes a toda la humanidad y nunca se arrepintió”

6 ene - En entrevista con el programa Segundo Aire, el periodista local que trabaja en el grupo Crónica, Miguel Graziano, contó algunos detalles sobre la prisión domiciliaria el expolicía bonaerense Miguel Etchecolatz.

Graziano es el autor del libro “En el cielo nos vemos” sobre la desaparición de Jorge Julio López en La Plata.

“La domiciliaria a Etchecolatz se venía venir porque fueron 6 los tribunales que se la concedieron”, contó el periodista.

Cuando al genocida le dieron la última concesión para poder retirarse del penal de Marcos Paz hacia su quinta en Mar del Plata, Graziano investigó su situación de salud, el argumento que centra el pedido de los abogados.

“Se descubre es que en realidad ya desde el 86 Etchecolatz planteaba que era un enfermo terminal”, contó.

Una vez ingresó en hospital y dos médicos muy jóvenes que no sabían quien era lo desenmascararon. Otra vez otros profesionales de la salud le concedieron la firma por la domiciliaria  pero “en ningún momento lo revisaron”. Finalmente la médica Virginia Kramer pidió revisarlo y la denunciaron por torturas.

“Las enfermedades fueron históricamente utilizadas por los genocidas, incluso por los alemanes nazis, para conseguir la domiciliaria”, explicó.

Etchecolatz está juzgado por crímenes de lesa humanidad, es decir, contra todos los humanos del mundo, y “ y por eso los organismos de derechos humanos piden prision perpetua y efectiva… no son crímenes comunes”.

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias