www.nden.com.ar
martes 22 de mayo de 2018 - Edición Nº597
Sociedad

La asombrosa historia del pueblo dividido en cuatro que lucha por su autarquía

7 feb - Sólo los míticos habitantes de Macondo podrían no asombrarse con esta historia. Porque la historia de Huanguelén, al igual que la de la ciudad descrita por Gabriel García Márquez en "Cien años de soledad", es propia del realismo mágico. Nota de María José Lucesole.

Situada en el corazón de la pampa húmeda, Huanguelén es un pueblo remoto, cruzada por cuatro municipios, que desde hace casi un siglo pelea por su autonomía.

Todo el pueblo se levantó y salió a la calle el domingo último con una enorme bandera argentina para hacer oír su reclamo olvidado.

Es que Huanguelén pertenece políticamente al municipio de Coronel Suárez, del que busca independizarse. Pero otras tres delegaciones municipales tienen sede en esta ciudad: Guaminí, Daireaux y el municipio de General Lamadrid, que también cobra tasas municipales allí.

Este poblado -situado a 550 kilómetros de la capital federal- tiene acaso más recaudadores fiscales que máquinas moto niveladoras.

Esta ciudad es también frontera de tres departamentos judiciales: Trenque Lauquen, Azul y Bahía Blanca. Toda una enorme burocracia rige el pueblo, de apenas 6000 habitantes.

El domingo pasado todo el pueblo dijo basta. Los vecinos salieron a la calle a reclamar para tener un hospital digno, para que no se cierre el hogar de ancianos. Pero, por sobre todo, por la tan ansiada autonomía municipal.

Una lucha que ya lleva 70 años

"Nuestra lucha es la administración autónoma. El sistema administrativo municipal continúa deteriorándose y en esta oportunidad llegó a cortarse el suministro de insumos y alimentos en el hospital municipal. Los motivos para salir a protestar son muchos, pero el nudo es la autonomía", dijo Ricardo Scheffer, uno de los integrantes de la comisión Pro Autonomía.

Luego de la marcha, la situación del hospital se regularizó. Pero la lucha continúa.

Ya en 2004 LA NACION había visitado Huanguelén y registró su lucha por la independencia. Tras aquella publicación hubo un plebiscito, donde todo el pueblo se manifestó por declararse una ciudad autónoma. 14 años después la autonomía no llegó. A diferencia de otros pueblos, como Lezama, que sí pudo independizarse de Chascomús, Huanglehén aún espera.

"Tras el plebiscito se presentó dos veces un proyecto en la Legislatura por la autonomía, pero no conseguimos que lo traten", dijo Alicia Figueiras, secretaria de la Comisión Pro Autonomía. "Nos recibió el vicegobernador Daniel Salvador, el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca, y el director de Asuntos Municipales, Alex Campbell. Pero no prosperó".

Hasta el funcionario de Asuntos Municipales de Vidal se asombró al conocer Huanguelén: "No podía creer que la gente que vive cerca de Guaminí vota en Coronel Suarez", dijo Figueiras.

Uno de estos funcionarios que responden a María Eugenia Vidal dijo a LA NACION:"El gobierno está al tanto. Pero Huanguelén no está dentro de nuestras prioridades en este momento".

El intendente local de Coronel Suarez, en cambio, ni siquiera respondió los llamados de este medio. Ni los mensajes para dialogar sobre este pueblo olvidado.

Un pueblo partido en cuatro

Para entender el particular reclamo de autodeterminación de Huanguelén basta con visitar la calle 22. El margen sudeste de la calzada corresponde al municipio de Coronel Suárez: tiene alumbrado público, agua corriente, gas y cloacas. El correo llega con regularidad, al igual que el servicio de recolección de basura.

El margen nordeste pertenece al municipio de Guaminí: no tiene postes de alumbrado, ni red de agua corriente, ni gas, ni cloacas. El correo llega en forma deficiente, al igual que el servicio de recolección de residuos.

María Angélica Alponte, una docente que vivía en la vereda de Guaminí, llegó a fraguar su domicilio para acceder a los beneficios de pertenecer a la vereda opuesta.

Un ladrón de autos que huía de la justicia en Huanguelén solo tuvo que cruzar la calzada para estar a salvo de la policía, relató Rubén Alberto Fernández, oficial principal de la subcomisaría. Pero esto no es todo: cuatro municipios tienen oficinas de recaudación en esta ciudad agropecuaria: Coronel Suárez, Guaminí, Daireaux y General Lamadrid. Es que, de acuerdo con una caprichosa división geopolítica, la ciudad extiende sus servicios en el territorio suburbano en las cuatro comunas, pero formalmente solo pertenece a la primera.

Este rompecabezas territorial se comprende, por ejemplo, en la cobertura operativa de la Cooperativa Agrícola Ganadera: ésta tiene su sede social en Coronel Suárez, su planta central de cereales y sus ferias de remate en Guaminí y sucursales en Daireaux y General Lamadrid. Sus socios tienen domicilio en los cuatro partidos.

Esta situación anómala llevó a los ciudadanos a exigir, desde hace casi un siglo, su autonomía.

Plebiscito

Para atender este antiguo reclamo, el ex intendente de Coronel Suárez, Ricardo Móccero (Vecinalista), convocó en 2004 a un plebiscito en Huanguelén. Los 6000 ciudadanos que habitaban entonces podían elegir entre cinco opciones: mantener su pertenencia a Coronel Suárez; anexar su territorio a Guaminí, General Lamadrid o Daireaux, o crear un municipio autónomo.

La última opción se impuso por más del 94 por ciento de los votos. "No pasó nada. Porque depende de la Legislatura", dijo Ricardo Lampon.

El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires Eduardo Duhalde llegó a proponer a la Legislatura provincial la creación de esta nueva comuna de 100.000 hectáreas pertenecientes a Coronel Suárez; 45.000, a Guaminí; 30.000, a Daireaux, y 20.000, a General Lamadrid. Nunca prosperó.

 

Nota de María José Lucesole para el diario La Nación

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias