www.nden.com.ar
lunes 20 de agosto de 2018 - Edición Nº687
Política

En la agenda nacional: necochenses involucrados en los principales casos de corrupción

26 feb - La pelea por la herencia de Venegas, una empresaria ligada a Marcelo Balcedo y un juez destituido, entre los escándalos más resonantes que complicaron a coterráneos durante los últimos meses.

El debate sobre la corrupción en el país es uno de los ejes más sentido por la población que ve dilapidarse millones en ostentaciones o negociados poco claros que involucran a políticos, sindicalistas y jueces. Lo llamativo de la situación es que durante el último tiempo han explotado varios de ellos a escala nacional, teniendo como protagonistas a varios necochenses.

No importa si lo involucrados sean macristas o kirchneristas, siempre hay un coterráneo dando vueltas. A fines del año pasado y principio del 2018 sobran botones para hacer muestra de esta afirmación.

Eva Venegas contra los presuntos testaferros de su padre

El caso más resonante de la Ciudad se dio durante fines de 2017, cuando Eva Venegas pateó el tablero y denunció que presuntos “testaferros” de su padre se estaban quedando con parte de la herencia dejada por quien fuera el titular de la UATRE a nivel nacional.

En una serie de tweets, la hija del “momo” había apuntado a una figura no menor en la UATRE: “Araceli de Robles veo q usted tampoco desea dialogar!!!!! intenté todas las formas posibles para llegar a un acuerdo y q nos den lo nuestro”.

Araceli de Robles fue presidenta de la empresa Gregard S. A., encargada de controlar el trabajo registrado en los campos. Dicha compañía llegó a firmar contratos millonarios en 2010 y 2011 con el ex Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), cuando este era dirigido por Venegas a través de la gestión de Ramón Ayala, hoy sucesor del dirigente peronista en el sindicato nacional.

“Gregard S. A. no sólo brindaba servicios para el ex Renatre, sino que funcionaba en el mismo domicilio fiscal que Uatre y tenía un contrato de locación con Osprera, la obra social del gremio. En 2010, Venegas les otorgó un contrato por 4.768.447 pesos y al año siguiente rubricaron otro por 6.083.369 pesos. Cuando el Estado se hizo cargo del nuevo registro, que absorbió al ex Renatre, la Sindicatura General de la Nación realizó una auditoría interna. Los síndicos no pudieron encontrar, entre la documentación analizada, registros de los campos fiscalizados, ni datos de las contraprestaciones recibidas por las empresas tercerizadas”, sostiene una investigación realizada por el diario Página 12.

En ese marco, el diario de tirada nacional afirmaba años atrás: “Otro de los contratos del Momo fue para Trivio S. A., encargada de la recaudación de los aportes patronales (5,07 millones de pesos). Uno de los primeros presidentes de esta empresa fue Matías Ciccimarra, socio de Elba Araceli de Robles en al menos dos compañías. El Momo distribuía millones de pesos en contratos para empresas vinculadas al gremio que no ofrecían las contraprestaciones adecuadas, según determinó un informe de la Sindicatura General de la Nación”.

El escándalo Balcedo y una empresaria con domicilio en la Ciudad

El caso más resonante del 2018 fue el que involucró al titular del SOEME, Marcelo Balcedo, quien además del sindicato era empresario de medios en la Ciudad de La Plata. Fue detenido en Uruguay con varios millones de dólares sin registrar, colección de autos de alta gama, zoológicos propios y cualquier tipo de excentricidades.

En la investigación, donde detuvieron a su esposa y presuntos testaferros, también se involucra a una empresaria con domicilia en la ciudad. Se trata de Silvia Hebe Canal, dueña de la bodega “Los Pupitres”, que promociona sus vinos top, a través de la farándula y con diseños exclusivos. La Bodega tiene domicilio en Puerto Madero e inició sus actividades en 2015. Algunos de sus vinos superan los $ 3 mil. La promoción de sus productos es explotada a través de vínculos con figuras de primera línea de la farándula. Incluso por las redes sociales circulan fotografías de algunos famosos agradeciendo el obsequio de alguno ejemplares de la empresa, como Moria Casán, Anamá Ferreira, Luciana Salazar y Diego Ramos, entre otros.

Canal fue representante paritaria durante una época de afiliados del SOEME y empleada de dicho gremio, de donde Balcedo lavaría plata. Además, se la vincula con dos financieras: Mundo Global Servicios S.A y Mundo Total Comunicaciones S.R.L. Ella luego quedó al frente de la bodega "Los Pupitres" junto a Daniela Roggio. Esta última fue afiliada a la farmacia del SOEME.

Según indicó el portal 4 Vientos,  Canal figura en “la página web del Ministerio de Gobierno de la provincia de Buenos Aires menciona a Canal en un boletín oficial fechado en La Plata el 4 abril de 2008 como parte constituyente la sociedad en la que se agrega su DNI y su domicilio en la calle 94 al 3102 de Necochea”.

Freiler, el juez que supo amasar fortunas

El proceso de destitución del Juez Eduardo Freiler fue dando a conocer datos sorprendentes en lo que hace a la evolución de su patrimonio durante la última década. El entonces magistrado, que había asumido frente a la Sala I de la Cámara Federal desde fines de 2004, había realizado una declaración jurada en ese época bien ponderada.  Poseía una casa de 282 metros cuadrados en Olivos, dos departamentos, una casa y cuatro lotes en Necochea, un departamento en Mar del Plata y once lotes por más de 200 mil metros cuadrados en Villa Garibaldi, una localidad en las afueras de La Plata. Reportó, además, tres autos, un jeep y un yate, todos compartidos con su ex esposa, la camarista en lo civil Marcela Pérez Pardo. De acuerdo con los valores fiscales de ese momento, su patrimonio superaba los 200 mil dólares

El talón de Aquiles de Freiler se da tras su divorcio, en el período que va del 2012 hasta el 2016. El primer año de este tramo, y según consta en el dictamen acusatorio, declaró un departamento en Necochea de 124 metros cuadrados, los once lotes en Villa Garibaldi que había declarado en 2005, un yate, dos Mercedes Benz y 20 caballos. En su siguiente declaración jurada, la de 2013, Freiler incorporó un departamento en Pinamar, un nuevo yate, más caballos y otro Mercedes Benz. Un año más tarde, en 2014, presentó la declaración jurada que despertaría la polémica sobre su patrimonio: adquirió una casa en Olivos de 597 metros cuadrados por un valor fiscal de 2,5 millones de pesos. Volvió a comprar otro Mercedes Benz y adquirió también una Ecosport Titanium valuada en 200 mil pesos. Su última declaración jurada disponible es la de 2015, en la que da cuenta de la compra de once lotes (equivalentes a 4.400 metros cuadrados) en el Paraje Costa Bonita, en Necochea, una moto de agua, un Porschevaluado en $80.000 y 36 bovinos que obtuvo a cambio de 27 de sus caballos.

La nómina es grande si se tiene en cuenta la cantidad de casos de los últimos meses y si se da cuenta que no se contabilizan otras causas de años anteriores. ¿Cosas de la casualidad o la causalidad?

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias