www.nden.com.ar
miércoles 20 de febrero de 2019 - Edición Nº871
Sociedad

Paren de fumigarnos: ambientalistas denuncian el fuerte poder del agronegocio en la región

9 feb - Los estados nacionales, provinciales y locales siguen avanzando en leyes que no protegen las zonas que rodean la ciudad, del envenenamiento de la fumigación agrícola. Desde el espacio "Paren de Fumigarnos" Necochea, relataron cuál es la actualidad de esta lucha y porqué es necesario denunciar las fumigaciones ilegales.

 El primer día del año se conoció una resolución del Ministerio de Agroindustria provincial que imponía menores condiciones de seguridad en el uso de agroquímicos, respecto a la ley que fija dichos parámetros. La disposicion permite la aplicación terrestre de agrotóxicos en las "zonas de amortiguamiento", incluyendo aquí a lotes contiguos al área urbana, zona residencial extraurbana, área de población dispersa, márgenes de cursos o cuerpos de agua, zonas de bombeo, establecimientos educativos, áreas de esparcimiento y reservas naturales.

Múltiples agrupaciones ambientalistas de ciudades de la provincia se organizaron y lanzaron un documento de denuncia ante este avance, ademas prometieron continuar con la lucha que llevan adelante hace años para que se generen ordenanzas locales que prohíban dicha utilización o, por lo menos, lo hagan lejos de las personas.

Para Cecilia Biederman, una de las activistas que fundó en Necochea el movimiento Paren de Fumigarnos (antes denominado "Por 1000 metros libres") los estudios científicos que se han realizado sobre el daño genético en niños, muestran que la fumigación a 400m daña, que a los 1000m disminuye el daño, y que se debería realizar a una distancia de 4800m para que no lo produzca.

Entrevistada por NdeN esta psicóloga y activista medioambiental opinó que en nuestra ciudad ocurren características que profundizan el daño humano por parte de los agroquímicos. "Por un lado está la ciencia y la vida, y por el otro está la política", comenzó a decir para explicar la causa de estos males. "Necochea es una zona de agronegocio, acentuada por el puerto, este hasta ahora es solo de carga de cereal, pronto querrán que se trasnforme de cargas múltiples... todo el poder del agronegocio está muy concentrado en Necochea", definió.

Respecto a cómo modificar esta situación, Biederman explicó que todo se trata de interéses económicos: "en el concejo deliberante, gran parte son pertenecientes y vinculados al agronegocio", invitó a pensar Cecilia, "no opinan en función de la vida de las personas y del medio ambiente, sino de sus negocios, ni siquiera nos dan el debate".

El objetivo del movimiento es "seguir concientizando, que la gente vote por la salud, la vida, la plata va y viene pero si te moris no podes disfrutar nada, tenemos que pensar en nuestros hijos", resumió. "Tenemos que demostrar que no somos la Necochea del no, sino del sí: si a la vida, la salud, la agroecología..hay cada vez mas gente que come sano y se concientiza", explicó Cecilia.

En Septiembre del 2015 se presentó la ordenanza "por 1000m libres de fumigación" y se fundó el espacio. La nueva gestión municipal asumió en diciembre y dos meses después, con el entonces Director de Medio Ambiente, Martín Bruno, el municipio elevó una ordenanza que no tenía cantidad de distancia para fumigar. Esa ordenanza nunca pudo ser aprobada. "Esa resistencia a que no salga esta resolución se transformó en nuestro objetivo", relató.

Desde el movimiento aseguran de que hay muchas personas con afecciones en nuestra ciudad, que son ocultadas: "encima en nuestra ciudad hubo un sindicalista que debía cuidar la salud de la gente del campo, y no lo ha hecho, siempre tuvimos y vamos a tener graves intoxicados en los peones rurales y estibadores", relataron respecto al difundo dirigente de UATRE, Gerónimo Venegas.

Para Cecilia, lo importante es seguir concientizando, pero también recalca que es fundamental hacer las denuncias pertinentes, cuando se observan fumigaciones dentro del ejido urbano.

Las experiencias de defensa

Hace dos años hubo un movimiento de protesta muy fuerte y sus respectivas denuncias cuando aviones fumigadores pasaban muy cerca de la Escuela Almafuerte. Luego de las denuncias se dejó de fumigar. "Cada tanto el avion sobrevuela pero los vecinos se despertaron y son ellos los que llevan adelante las protestas y denuncias", se enrogulleció. El caso de Melisa Nuñez también los volvió a reunir, denunciando el uso ilegal del Phostoxin y el encubrimiento político.

La semana pasada dos vecinas de la Villa del Deportista también realizaron la denuncia ante la delegación del Ministerio de Agroindustria por "la intensa actividad de las fumigaciones aéreas en la zona. Se constata que las distancias no respetan lo dispuesto por el dto 499/91".


Cómo denunciar fumigaciones ilegales

El movimiento realizó un protocolo de actuación en caso de fumigaciones en el Distrito de Necochea, diseñado en base a las disposiciones vigentes y en función de las condiciones reales de mayor efectividad comprobada.

Sugieren primero intentar capurar imágenes y videos de la fumigación lo mas claras posibles. Luego también capturar en el dispositivo cuál es el clima del momento, sobretodo la dirección y velocidad del viento.
Luego se debe dar parte a la Policía Ecológica, llamando al 42-7232 y recabar datos de posibles testigos.

Finalmente se realiza una denuncia acudiendo personalmente y con un escrito en la Delegación del Ministerio de Agroindustria provincial, en el ex liceo naval. Finalmente se sugiere llevar la copia a la Directora de Medio Ambiente del municipio.

 

 

 

 

 

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias