www.nden.com.ar
martes 20 de agosto de 2019 - Edición Nº1052
Sociedad

Arte y luces en la Escollera Sur: “Los grandes avances se hacen planificando y haciendo cada día”

5 ago - Este domingo se llevó a cabo una serie de actividades artísticas y culturales en el marco de la finalización de la obra de pavimentación y la concreción de las nuevas luminarias LED. “Estos representan los primeros pasos para concretar el Puerto Ciudadano, aquel Master Plan que anunciamos en 2017”, aseguró Arturo Rojas, titular del Consorcio de Puerto Quequèn.

El último domingo tuvo lugar una extensa jornada artística y cultural en la renovada Escollera Sur, donde los vecinos disfrutaron con amigos y en familia de música en vivo, mates, caminatas guiadas, lobos marinos, talleres de pinturas y juegos para chicos, en el Parador Cultural Portuario de la jornada “Domingo de Arte y Luces”.

En relación a la finalización de la obra de pavimentación y la concreción de las nuevas luminarias LED, el Presidente del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén, Arturo Rojas, aseguró que “estos representan los primeros pasos para concretar el Puerto Ciudadano, aquel Master Plan que anunciamos en 2017. Porque los grandes avances no se hacen diciendo sino planificando y haciendo cada día. Los resultados que vemos hoy en este hermoso paseo son los frutos de un proceso virtuoso de largo plazo”.

“Hay que seguir trabajando para continuar cumpliendo con las obras. Vemos a la draga trabajando para que en diez días nuestro puerto sea el más profundo de la República Argentina. Además esta semana vamos a estar firmando el convenio para conformar el Fideicomiso que nos permita la reconstrucción del Puente Ezcurra, que se cayó hace 39 años. Una obra pública, fundamental para el desarrollo productivo del distrito, que va a volver a levantar el orgullo de todos los quequenenses y necochenses”, aseguró el funcionario.

 

El proceso de mejora continua del paseo portuario más elegido por vecinos y turistas comprendió en los últimos cuatro años dos restauraciones del Mural Reflejos, la intervención artística de los CORELOCS, graffitis, las acciones de muralismo de instituciones intermedias y talleres de pintura infantil, hasta constituir lo que hoy conocemos como Galería de Arte a Mar Abierto, y que en breve se ampliará hacia lo deportivo con el Sendero Turístico Saludable.

Mientras el flamante Parador Turístico Cultural en el acceso a la escollera se transforma en la puerta de acceso a una pasarela entre la arena, el río y el mar para disfrutar de la naturaleza y la operatoria portuaria, ayer fue escenario de la entrega de premios del campeonato de Bodyboard “Aguas Frías”, organizado por la Asociación de Bodyboard de Necochea.

Según indicaron desde el Consorcio, la concreción de la pavimentación de la escollera, con una extensión de 1200 metros, será un complemento para el nuevo Sendero Turístico Saludable en desarrollo que “potenciará la ribera portuaria como espacio público peatonal, deportivo y recreativo, concretando un circuito ubicado en las inmediaciones” del Puerto, con inicio sobre la avenida 2 y calles 63 pasando por el acceso a la Escollera Sur atravesando la totalidad de la Galería de Arte a Mar Abierto hasta el extremo vial de la escollera.

 El Transformador: Arte Sustentable

Con el atardecer, la Galería de Arte de la estación marítima sumó una moderna, interactiva y sustentable obra: su primera escultura.

Diseñada a través de un trabajo multidisciplinar por el artista plástico Hernán Ricaldoni y el ingeniero electrónico Sebastián Chiocchetti. “La escultura busca que los espectadores sean personas activas, que no solo estén mirando, sino que se acerquen más allá de lo estático y estético. Pudiendo manipularla y haciendo que su energía valga. Valorizar la vida de las personas y hacerles sentir que con sus acciones pueden cambiar la realidad que los rodea”, explicó Ricaldoni.

Compuesta por un timón de barco, con un anillo gigante que simboliza al mundo con dos barquitos de papel, la obra está realizada en acero de alta calidad para evitar su oxidación y permitir una alta durabilidad pensando en su cercanía al mar.

Al manipular el timón, girándolo de un lado a otro sin mucho esfuerzo, los vecinos pusieron en funcionamiento los engranajes de cuatro dínamos, generando energía lumínica en cuatro dispositivos, dos blancos y dos azules: Arte y Luces.

El artista plástico Hernán Ricaldoni expresó que se trata de “un trabajo arduo relacionado con cuestiones arquitectónicas y de ingeniería civil. Ahora auguramos un gran disfrute también llamando la atención sobre la responsabilidad del patrimonio cultural que dependerá de todos nosotros”.

Primera en concretarse de una serie de diseños de esculturas que trabajan con energía solar, eólica, hidráulica, su círculo de dos metros y medio de diámetro enfoca en su centro exacto al Faro de Quequén.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias