miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº1277

Deportes | 15 mar 2020

Coronavirus

El necochense Rizzo en Italia: “Acá sí cumplen la cuarentena, pero asusta”

Dio una entrevista al diario Ole y comentó como transita los días en el país del mundo más afectado por el “coronavirus”. Se encuentra encerrado en su departamento desde hace una semana.


El necochense Nicolás Rizzo vive en Acireale, una comuna siciliana de la ciudad italiana de Catania, y desde hace un tiempo se encuentra jugando en el Acireale Calcio 1946, siendo uno de los goleadores de la Serie D con 12 tantos.

Supo jugar en las juveniles de Independiente y de Boca, y debutó en Primera con Chicago, en 2014. Compartió plantel en All Boys con su amigo, Jonathan Calleri, en 2012. A los 24 llegó a Siracusa, de la serie C de Italia, recomendado por Facundo Ott Vale, un ex jugador del Xeneize que estaba en el plantel.

"Esta semana dejamos de entrenar, y será hasta nuevo aviso. Nos avisaron todo por WhatsApp. Ahora sólo salgo a comprar en el mercado del barrio. Todo el mundo se queda en sus casas, nadie sale. No hay actividades de ningún tipo. Sea fútbol u otra cosa", le cuenta a Olé el delantero argentino, desde el segundo país con más casos confirmados.

-¿Asusta la situación?

-Sí, totalmente. Esta semana lo empecé a notar, sobre todo en las personas mayores. Por suerte en el club no hay ningún afectado y en la ciudad tampoco. Pero estamos cerca de Catania donde hay varios casos confirmados. Yo trato de no salir mucho, al menos por estos días, hasta que se calme un poco si Dios quiere. Igual, los ciudadanos acá sí cumplen la cuarentena, pero asusta.

-¿Cómo llevás tu estadía en tierras tanas?

-Futbolísticamente es muy positiva la liga, crecí mucho en el punto táctico. Pero en cuanto a lo económico es más o menos lo mismo que en la argentina, los clubes del Ascenso tienen demoras con los pagos. Pero el fútbol acá se vive de una manera muy linda. Donde vas se habla. Están al tanto de la C, la D, de cualquiera.

-Contanos de vos, ¿cómo te acercás al fútbol?

-Cuando era chico, el Flaco Menotti estaba haciendo pretemporada en Necochea, con el Puebla. Mi tío era el dueño del micro del plantel. Y un día que llovía mucho, se pusieron a jugar al básquet en una cancha techada. Justo esa tarde, con mi primo nos colamos. Yo me puse a hacer jueguitos y me vio Menotti que la dominaba bien. Después de eso pidió llevarme a Independiente. Terminé jugando en la Sexta del Rojo.

-¿Y cómo fueron tus inicios?

-En Argentina hay muchas ganas, pasión y tenemos orgullo. Todos quieren ser jugadores y sino tenés ambición, te come el de al lado. En las Inferiores de nuestro fútbol también se siente la presión. Y no es joda. Recién te das cuenta cuando te vas a otro lugar. Acá se juega de otra manera, se piensa más. Se da de otra manera. Pero así y todo, del fútbol argentino salís curtido. Los gritos te motivan.

-¿Cómo te definís?

-Tengo bastante técnica y ahora le estoy agarrando el gustito a convertir. En Chicago jugué de doble cinco, pero también fui punta y enganche. Con el chip del gol, hoy no me sacan del área, ja.

-¿Qué te recordás de tu paso por Chicago?

-Me acuerdo lo mucho que me costó llegar. Antes había dejado de jugar en la Cuarta de Boca porque quedé libre. Me tuve que ir a laburar con mi viejo en el local fotográfico y traté de seguir con ritmo jugando en la liga de Necochea. Ahí tuvimos un amistoso contra el Torito y les hice un gol. Me llevaron para Buenos Aires y pude firmar mi primer contrato profesional.

-¿Te formaste con Calleri en All Boys?

-Sí, vivía en su casa. Me hice muy amigo. Hoy somos casi hermanos. Imaginate que a la mamá yo también le digo mamá. Y fue cuando Jonathan no era nadie todavía. Yo jugaba de enganche y lo hacía meter varios goles en la Reserva, ja. Yo soy de Boca, hacete una idea de lo loco que lo volví en el 2014. Hasta las camisetas le pedía.

Nicolás Rizzo compartió en All Boys plantel con su amigo, Jonathan Calleri.

Nicolás Rizzo compartió en All Boys plantel con su amigo, Jonathan Calleri.

-Entonces te comiste las uñas en el final de la Superliga...

-Pero, claro, fue increíble. Espero que esto le sirva a Boca para agarrar una identidad nueva, que arme otra vez un grupo con confianza y ganador. Creo que la forma en la que se dio tiene un plus, porque los alcanzaste y ellos lo sintieron. Quedó claro que Carlitos tiene que jugar siempre y que Russo conoce muy bien al club, eso no es poca cosa. Era bravo el momento en el que llegó.

-Y ahora que estás en un buen momento, ¿se te cruza la idea de volver a jugar al país?

-Yo voy a todos lados por amor al fútbol. Las experiencias de mis primeros pasos en Argentina las tomé y creo que ahora, que estoy más grande, tomaría otras decisiones. Ojalá pueda volver. Pero sé que si no pasaban las malas, hoy no estaría acá. Si sigo haciendo las cosas bien acá, espero pegar el salto. Eso sí, soy realista, a Boca lo sigo viendo por la tele, ja.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS