jueves 13 de agosto de 2020 - Edición Nº1411

Política | 3 jul 2020

Opinión

Cali Del Prado: "La impunidad empresarial de Camuzzi"

Nota de opinión de Cali Del Prado, jubilado y militante de la agrupación "José Riqueza".


Es conocido que la extensión de la red de gas en Necochea es un problema serio.

La ciudad se ha expandido y hay amplias zonas, hoy edificadas, donde el gas brilla por su ausencia.

Lo llamativo es la extraña forma de ser capitalista que tiene la empresa Camuzzi.

Obvio que se lo permiten....

Para llevar el gas a una casa donde sea necesario extender la red, primero la tiene que pagar el usuario y después se hace la obra.

Capitalismo Cero Riesgo. A eso le llaman, graciosamente, Inversión.

Así cualquiera es capitalista...

Camuzzi brinda un servicio público (debería brindar) y su obligación es mejorarlo y ampliarlo invirtiendo.

Invertir es, entre otras cosas, ampliar la red para llegar a más usuarios y, después, recién después, recuperar la inversión vendiendo el producto. Así funciona cualquier empresa que vende algo. Primero invierte y después recupera.

Para eso se calculan los riesgos, cuanto se va a vender, en qué plazo se va a recuperar etc.

Camuzzi NO . Camuzzi ELIMINO EL RIESGO CAPITALISTA.

Y no es con un fideicomiso o alguna sofisticada herramienta financiera.

Ha logrado invertir el proceso, en un hecho desconocido en los textos de economía y administración:

Primero RECUPERA, después hace la INVERSIÖN.

Maravilloso.

La pobre gente de Camuzzi, como no gana lo suficiente, como no le alcanzó con las tarifas dolarizadas, como no repartió dividendos, no puede invertir un peso y necesita que la plata la anticipen los usuarios.

Usuarios que no tienen mucha elección, porque el servicio es monopólico, lo cual no estaría mal si fuera público de verdad.

En este caso, es un negocio pampa, descarado, que habla más de los que lo permiten que de Camuzzi.

Se preocupará por el tema algún concejal ?

Mi esperanza es nula, pero nunca se sabe....

 

Al vecino le presupuestan la obra, para llevarle la conexión hasta su casa y debe arreglar directamente con la empresa que trabaja para Camuzzi, que lo tiene tercerizado.

Es una sola empresa local, con la que se debe acordar si o si, no hay otra.

De acuerdo a la cantidad de vecinos que acepten, será el prorrateo del costo.

Por supuesto, se firma un convenio, donde se establece que las obras pasaran a integrar el patrimonio de Camuzzi SA, " los inversores"...

Se dan casos absurdos, donde, mezclados con casas hay terrenos MUNICIPALES, y los vecinos deben absorber ese costo.

Dadas las condiciones, con el vecino casi a merced de Camuzzi, en una relación totalmente asimétrica, y con los costos actuales, hay sectores de la ciudad que NUNCA accederán al servicio de gas, servicio que se supone público y que a esta altura del siglo 21, como el agua y la luz, debería ser un derecho humano.

Es cierto que las condiciones de la privatización del servicio, derivadas de la grosera entrega del patrimonio de los argentinos concretada por el menemismo, dejan fuera del juego a los municipios.

Pero de todas formas, el poder municipal no puede hacerse el distraído alegando cuestiones legales o contractuales de jurisdicción nacional.

Los vecinos están inermes, prisioneros y se puede afirmar, sin dudar, que si no se modifican condiciones, los necochenses que viven en los barrios más alejados, los que construyeron su vivienda con créditos como el Procrear y otros, JAMAS contaran con este servicio.

Es hora de que el municipio, junto con los vecinos, comience a reclamar.

El crecimiento y desarrollo armónico de la ciudad no puede depender de una empresa privada extranjera cuyo único objetivo es ganar plata y distribuir dividendos, practicando un capitalismo de rapiña

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS