domingo 28 de noviembre de 2021 - Edición Nº1883

Opinión | 18 oct 2021

Planes sociales y cooperativismo

“Convertir planes en trabajo: entre la mentira, el error y la mala leche". Por "Yanqui" López

Nota de opinión del referente del Movimiento Popular Nuestramerica de Necochea.


“Convertir planes en trabajo”: entre la mentira, el error y la mala leche. Por "Yanqui" López

Hace tiempo que, por equivocación, por omisión de la discusión, o lisa y llanamente porque compran un discurso estigmatizante, grandes sectores de la política (de más acá y de más allá) vienen repitiendo frases como esta. Nos las bancamos cuando no entienden el sector, cuando quieren discutir, cuando vienen a preguntarnos, cuando hay vocación de venir a caminar los territorios. Pero cuando se compra un discurso mentiroso por conveniencia que insulta a las nuestras y los nuestros, el cantar es otro. Así que por si hace falta, y esperando lo lean, hacemos algunas aclaraciones y/o reflexiones.

1 - Los compañeros y compañeras de la economía popular TRABAJAN, y lo repetimos TRABAJAN y TRABAJAN, muchas horas por día, muchas más que algunos que se llenan la boca con traer soluciones a nuestro sector. Trabajan en cooperativas, trabajan en redes comunitarias, trabajaron el doble toda la pandemia sosteniendo la vida y los lugares más desprotegidos, trabajan produciendo, reciclando, construyendo.

2- En Argentina hay 6 millones de personas sin empleo o trabajando en la economía popular, de ellas alrededor de 1 millón cobrando un salario social complementario. El salario social (hoy conocido como Potenciar Trabajo, lo que mencionan como "los planes") es un programa de trabajo que complementa la tarea que los trabajadores y trabajadoras realizan. El trabajo lo tienen, lo que falta son derechos. No son programas de asistencia, son programas que se ganaron para reconocer el trabajo.

3- ¿Cuánto vale el inmenso trabajo comunitario y de cuidados? ¿Cuánto vale producir con inclusión? ¿Cuánto vale producir reduciendo el impacto ambiental? ¿Cuánto vale poner la centralidad en el trabajo y no en la acumulación de ganancia? Todas esas preguntas nos hacemos desde la economía popular. Millones tuvieron un plato de comida caliente durante esta pandemia por el inmenso trabajo de compañeras que pusieron su salud y su vida al servicio del otro, y lo hacen cada día, todos los días ¿Eso no es trabajo?

4- El problema es pensar una política de trabajo que incluya a la economía popular, que existe, porque hace décadas que el empleo formal viene dejando de ser la hegemonía a la hora de entender las relaciones de explotación en el trabajo. No lo decimos nosotros y nosotras, lo dicen los números, sabemos que los conocen. 

5- Es necesario que dejen de discutirnos, que dejen de discutir a nuestros compañeros y compañeras como parte del problema. ¿Cuándo vamos a discutir la riqueza, la concentración, la especulación? ¿O el problema son el millón de compañeros que cobran un salario social? Necesitamos derechos para todos y todas, para los millones en Argentina que hoy lo necesitan, y eso no será con ningún empalme o proyecto parche, eso será con un proyecto integral para el país y discutiendo los enormes beneficios de los que, pase lo que pase en el país, siempre se la llevan en pala.

Nuestro pueblo necesita discusiones serias y reales. La economía popular es trabajo y la salida es con nosotros y nosotras adentro.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS