martes 05 de marzo de 2024 - Edición Nº2711

Sociedad | 31 ene 2024

EN MEDIO DE LA OLA DE CALOR

Alivio en la playa de Quequén: Volvió el agua tras días de escasez y gestiones municipales

El calor, la falta de presión y la desesperación de los vecinos marcaron días difíciles para residentes de la costa quequenense, pero finalmente, el agua volvió a fluir gracias a la acción conjunta de la comunidad y el gobierno local. Vecinos se comunicaron con NDEN para relatar lo sucedido.


Un prolongado período de escasez de agua en la zona costera de Playa Quequén, en Necochea, ha llegado a su fin después de varios días de incertidumbre y dificultades para los residentes. La falta de presión de agua, e incluso la ausencia total del vital líquido en algunos casos, llevó a que los vecinos expresaran su descontento a través de redes sociales, llamadas al número de atención a vecinos 147 y mediante los medios de comunicación locales.

Desde hace más de 72 horas, los habitantes de las calles 521 a 541, así como las paralelas al mar 506, 508, 510 y 512, experimentaban la carencia de agua potable. Los reclamos se dirigieron a diversas instancias municipales, incluyendo a la delegada Silvia Jensen, al ingeniero Sergio Giorello y al secretario de gobierno Jorge Martínez. La situación se tornó aún más crítica con el aumento del consumo debido al calor registrado en los últimos días y el resabio de problemas estructurales que datan de años atrás.

El malestar de los residentes se exacerbó, no solo por el polvo levantado en las calles de tierra, sino también porque muchos se encontraron sin agua ni siquiera para las necesidades básicas en sus hogares. La situación afectó a todos por igual, con excepción de aquellos que contaban con tanques o cisternas que se llenaban durante los horarios de menor demanda.

A pesar de las advertencias previas por parte del municipio sobre la necesidad de un uso racional del agua potable, la situación empeoró el pasado domingo, con cortes de suministro que impactaron a miles de vecinos de diferentes barrios del distrito, especialmente en la zona de la playa de Quequén.

Finalmente, en la tarde del martes 30 de enero, los vecinos confirmaron que el agua había regresado a sus hogares. Se llevaron a cabo obras para cerrar circuitos de agua en las intersecciones de las calles 508 y 527, y se reparó una cañería obstruida por raíces en las calles 510 y 525. Los residentes expresaron su agradecimiento hacia el personal municipal y los medios de comunicación por su apoyo durante la difícil situación.

 

Sin embargo, tanto los vecinos como las autoridades municipales reconocen la necesidad de medidas a largo plazo para garantizar un suministro sostenible de agua en la zona, especialmente en momentos de alta demanda y problemas de infraestructura. Se hace hincapié en la importancia del uso racional del agua, la regularización de las instalaciones de redes domiciliarias y la expansión de la infraestructura para satisfacer las necesidades de una comunidad en crecimiento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias