viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº2700

Necochea | 31 ene 2024

¿A CUÁNTO EL PANCHO?

Desafíos en la costa: Aumento de precios en productos playeros preocupa a vendedores y turistas en Necochea

Los vendedores ambulantes en Necochea se encuentran en una encrucijada económica, con un aumento en los precios que repercute directamente en los turistas. Conocé cómo esta situación está impactando en la experiencia de verano en la costa necochense


Este verano en Necochea, los vendedores ambulantes en las playas se enfrentan a una situación económica desafiante, con un aumento significativo en los precios de una variedad de productos que forman parte del encanto y la tradición veraniega en la costa.

El clásico mate, un elemento esencial para muchos veraneantes, ha experimentado un incremento en el costo del servicio de agua caliente, que ahora ronda entre los $700 y $800, una cifra que ha sorprendido a muchos dada la simplicidad del producto.

Los snacks playeros, como el pochoclo, también han sufrido un notable aumento en sus precios. Una porción grande se ofrece ahora a $2000, mientras que la porción más pequeña se vende a $1000, lo que representa un marcado incremento con respecto a temporadas anteriores.

Los licuados, una opción refrescante y saludable, también se han visto afectados por esta tendencia alcista. Los precios van desde los $4000 para los tamaños más pequeños hasta los $5000 para los más grandes. Incluso los churros, otro clásico infaltable en la playa, se venden ahora a $5000 la docena y $3000 la media docena, precios que han causado asombro entre los turistas y locales por igual.

Además de los alimentos, la moda playera también ha experimentado ajustes en sus precios. Las remeras, esenciales para protegerse del sol, se ofrecen ahora a $3500 cada una, mientras que las mallas para adultos y niños están a $3000 y $2500, respectivamente. Incluso la docena de medias, un artículo imprescindible para muchos, se encuentra ahora a $3800.

Esta subida generalizada de precios ha generado preocupación entre los visitantes habituales de la playa, quienes ahora deben ajustar sus presupuestos para poder disfrutar plenamente de sus días de descanso en la costa necochense. La situación refleja los desafíos económicos a los que se enfrentan tanto los vendedores ambulantes como los turistas en esta temporada estival.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias