viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº2700

Necochea | 2 feb 2024

extrema violencia

Caos en las afueras del Congreso: Represión brutal durante el debate de la ley Ómnibus

Mientras proseguía la segunda jornada de debate sobre la Ley Ómnibus en el Congreso de la Nación, un masivo despliegue de fuerzas conjuntas, lideradas por la ministra de seguridad Patricia Bullrich, reprimió a los manifestantes que se congregaron para expresar su rechazo al proyecto de ley. La escena se tornó caótica, con más de 70 personas heridas por balas de goma, gases lacrimógenos y golpes, incluyendo a 20 trabajadores de prensa. A pesar de la violencia desatada en las afueras del Congreso, el debate continuó en el recinto y se extendió hasta altas horas de la madrugada, momento en el que se pasó a un cuarto intermedio hasta las 10 de esta mañana.


Por segundo día consecutivo, las fuerzas de seguridad respondieron con una violenta represión en las inmediaciones del Congreso Nacional, mientras se debatía la Ley Ómnibus propuesta por Javier Milei. En una jornada marcada por la tensión, agentes de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal arremetieron contra los manifestantes con balas de goma, gas tóxico y palos, dejando un saldo de más de 70 heridos y varias personas detenidas.

La segunda jornada de debate parlamentario sobre la Ley Ómnibus en el Congreso estuvo marcada por la violencia fuera del recinto, donde miles de manifestantes se congregaron para expresar su rechazo al proyecto de ley. El descomunal operativo de las fuerzas conjuntas, bajo la dirección de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, desató una verdadera cacería en las afueras del Congreso, con la utilización indiscriminada de balas de goma, gases lacrimógenos y golpes.

La represión dejó más de 70 personas heridas por balas de goma y afectadas por gases lacrimógenos, con quemaduras en la piel y problemas respiratorios. Además, al menos 20 trabajadores de prensa resultaron heridos por el accionar de las fuerzas de seguridad. Según información de la organización CORREPI, al menos 7 manifestantes fueron detenidos durante los disturbios.

La violencia también se extendió al ámbito de la prensa, con varios periodistas agredidos mientras realizaban la cobertura de los hechos. El uso de un nuevo tipo de gas pimienta, denunciado por médicos que atendieron a los afectados, generó quemaduras químicas y problemas respiratorios más graves que en ocasiones anteriores.

A pesar de la brutal represión, el debate parlamentario continuó dentro del recinto, aunque finalmente de dicto un cuarto intermedio hasta las 10 de la mañana de hoy.

Mientras tanto, en las calles continuaba la tensión y la protesta, con organizaciones sociales y políticas retirándose del lugar tras una jornada de violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias