viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº2700

Necochea | 13 feb 2024

ALERTA AMBIENTAL

Parador Neptuno bajo la lupa: Denuncian vertidos irregulares de aguas jabonosas y posible contaminación con escherichia coli

NDEN a su línea abierta recibió varias denuncias sobre el vertido de aguas jabonosas al Parque Miguel Lillo y la posible contaminación del agua utilizada en el Parador Neptuno con Escherichia coli, causando preocupación por la salud pública. Aparentemente el parador ya fue visitado por el SENASA y bromatología analizó el agua detallando que "no es apta para consumo".


Una grave denuncia ambiental ha surgido respecto al Parador Neptuno, ubicado en el Parque Miguel Lillo, con informes de vertido irregular de aguas jabonosas y sospechas de contaminación con Escherichia coli en el agua utilizada en el lugar.

 

(Aguas jabonosas vertidas directamente al costado lindante con el Parque Miguel Lillo)

Según múltiples testimonios recibidos por NDEN, se ha observado el vertido de aguas jabonosas de manera irregular por parte del Parador Neptuno hacia el Parque Miguel Lillo. Además, se ha informado sobre posibles problemas de contaminación con Escherichia coli en el pozo de agua que abastece tanto al parador como al refugio de los guardavidas.

Individuos que presentaron síntomas de gastroenteritis e infecciones realizaron un examen al agua supuestamente potable del lugar, y la autoridad sanitaria local les habría informado que no era apta para consumo debido a la presencia de bacterias.

Desde ayer hasta hoy, se ha observado la presencia de una camioneta del SENASA en el lugar, y se rumorea que el titular de la concesión habría sido multado.

El pozo de agua utilizado por esta unidad turística aparentemente data de años y fue construido por los guardavidas en el pasado. Se desconoce en qué estado se encuentra actualmente y si ha sido correctamente mantenido. Además, se plantea la incógnita sobre las condiciones de los desagües de los líquidos cloacales de los baños pertenecientes al refugio de guardavidas administrado por el Parador Neptuno.

Un testimonio anónimo proporcionado a NdeN sugiere que el agua utilizada por el parador proviene del pozo construido por los guardavidas hace muchos años, pero se sospecha que este pozo podría estar contaminado con Escherichia coli debido a la proximidad de los baños.

Además del problema de contaminación del agua, se ha denunciado el vertido de aguas jabonosas de la cocina del parador hacia las afueras del mismo, en el Parque Miguel Lillo.

Se informa que varios guardavidas se encuentran con licencia debido a haber consumido agua del lugar. Se sospecha que los pozos sépticos podrían haberse rebalsado, contaminando las napas subterráneas utilizadas para el suministro de agua potable.


Esta es una situación preocupante que requiere una investigación urgente por parte de las autoridades competentes para garantizar la salud y seguridad de los visitantes y trabajadores del Parador Neptuno, así como la protección del medio ambiente en el Parque Miguel Lillo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias