jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2797

Sociedad | 13 may 2024

Abuso

Tras la aparición de Jey Mammon, habló su víctima en redes sociales

Lucas Benvenuto hizo un poseo desde Ushuaia, tras el fuerte cruce de Jey Mammon en el programa de Juana Viale. Mirá:


Desde Ushuaia, el patinador compartió sus sensaciones tras el ida y vuelta que el animador tuvo con Valeria Sampedro en el ciclo de El Trece, donde el conductor televisivo quiso decir que era "inocente" y lo cortaron esgrimiendo que la causa preescribió.

“Buenas. ¿Cómo están? Perdón que esté con la capucha, pero hace mucho frío en Ushuaia”, empezó contando, desde la ciudad que eligió para vivir el último tiempo donde trabaja dando clases de patinaje sobre hielo. “Les quiero dejar este video, que seguramente lo vaya a dejar dos o tres días y después lo borre, pero es simplemente para poder comunicarme con ustedes, con todas esas personas que me apoyan y que siempre me hacen llegar su amor para decirles que estén tranquilos, que yo estoy muy bien”, señaló, desde Instagram.

“Estoy en el fin del mundo, en Ushuaia, en donde quiero estar, con las personas que deseo estar y más abrazado que nunca, con un escudo humano muy fuerte de amor. No se preocupen, yo ya hace un tiempo decidí no ver más noticias, no actualizarme de nada”, aseguró. “Acabo de cumplir, y quiero que sepan esto, una de las primeras metas que puse en la lista para mi vida. No les puedo decir qué es porque es muy personal, pero acabo de cumplir una meta de vida”,detalló.

"Estoy rodeado de personas hermosas, rodeado del trabajo más hermoso del mundo que lo tengo yo y ya cumplí una meta de vida. Así que mi camino de ahora en más es ser feliz. Lo que pase de ahora en más va a ser el resultado de la vida. Cuando uno hace las cosas mal, la vida te devuelve como vos accionaste”, arrojó. “Ustedes saben cuándo apagar el televisor y cuando no”, se despachó.

“Ya no tengo ganas de ponerme esos guantes de boxeo y salir a pelear de nuevo por mi verdad. Me cansé de pelear, pero no me cansé de buscar mi felicidad”, mientras sonreía y aseguraba que “esta sonrisa es la que me merezco”. “No me puedo desconcentrar, tengo que seguir sonriendo mientras otros agarran la lavandina”, comentó, filoso.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias