martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2816

Necochea | 27 may 2024

Necochenses por el mundo

“La infancia en Necochea es imborrable: acá en España no dimensionan el Festival Infantil”  

La familia Vieytes se fue a Marbella en mayo del 2002, dejando rastros en nuestra ciudad en épocas de casette y sin redes sociales. El tenis en Club Huracán, las profes del colegio Nacional, la foto con Maradona y la valoración de nuestra ciudad a 10 mil kilómetros. Cómo encontró la ciudad de adulta y sus valoraciones, en una nota íntima para NdeN.


En los últimos años se ha dado una tendencia de jóvenes que viajan a distintos países desde Necochea, en búsqueda de nuevas experiencias. Pero el caso de la familia Vieytes es particular porque en épocas difíciles para nuestro país, decidieron dejar todo en familia para mudarse a Marbella, España, y seguir el legado de un restaurante familiar. Una ciudad costera como la nuestra pero que vive otra cultura. Así lo cuenta Yasmín para NdeN.

Tengo recuerdos hermosos de la infancia en Necochea. Hice el jardín y la escuela en el Nacional, tengo los amigos de la época, contactos con señoritas o profesoras. Recuerdo sobre todo los veranos en el parque y en la playa. Nos íbamos atrás del casino cuando había viento, a patinar en esas rampas”, expresa en relación al Casino.

A propósito del festival infantil, señala lo siguiente: “Intento explicar acá lo que significa el festival infantil, las carrosas, la fiesta que había, pero los españoles no lo entienden. Son recuerdos que jamás se van a borrar”.

Junto a sus hermanos en el Festival Infantil en los 90.

EMIGRAR

A los once años le dijeron a Yasmín que cabía la posibilidad de irse a vivir a España con su familia. Hasta que se cumplió pasó más de un año, por el tema de los trámites de papeles. “En el transcurso estaba el ideal de que por ahí se habían olvidado, no nos queríamos ir. Finalmente llegó ese día de la despedida de los amigos, de la familia. Mi mejor amigo tiene la fecha guardada, siempre que hablamos, me la recuerda. Fue en mayo de 2002. Tenemos una foto del antes y después”, contó.

“Jugaba al tenis en el club Huracán. Vinieron a despedirse todas y me dejaron un cassette grabado, me fui al auto a escucharla”, agregó luego.

No existía ni Facebook, Instagram ni Whats App, las llamadas eran muy caras y la distancia profundizaba las emociones. “No sabés cuando te vas a volver a ver, no existía la tecnología de hoy. Era incertidumbre, un cambio de país, me preguntaba como serían los compañeros de colegio, lo que importa a esos 11, 12 años”, señaló Yasmín, quien viene cada vez que puede a Necochea y recorre esos primeros pasos iniciados, con las amistades intactas y los recuerdos vivos de una ciudad que la abrazó.

Foto de sú utimo día en Necochea.

LA FOTO CON DIEGO

Yasmín siguió jugando al tenis en España y un día se hizo un torneo en Marbella con jugadores profesionales de Argentina y España, con partidos de exhibición. Uno de los invitados fue nada menos que Diego Maradona. Eran las grandes épocas del tenis argentino con Cañas, Coria, Nalbandian y una camada que hizo historia.  

Cuando terminaron los encuentros se acercó y le pidió una imagen, que quedará recordada por siempre. "Es algo inimaginable, no me lo voy a olvidar más", recordó, en relación a Diego Maradona.

LA VIDA EN ESPAÑA

Un tío suyo abrió un restaurante familiar en 1978 en Marbella, y tras charlas familiares, fueron a continuar la historia en el 2002. TIene platos típicos de Andalucía, pero de a poco sumaron platos más argentinos con empanadas y pizzas.

Llegar a los once años no es fácil para nadie, sobre todo por la sensibilidad del momento: "Cuando llegamos, una de las sensaciones es que aunque hablemos español, las expresiones y formas de hablar son totalmente distintas. Al principio fue muy divertido. Con mi hermano mellizo y mi hermana más chica hicimos secundaria y universidad en España".

La familia en el Restaurante en Marbella (2017). 

Luego, agregó: "No tuvimos problemas de adaptación, pero sí en la adolescencia la cuestión de no sentirte de ninguna parte. Estudié en Cádiz, una ciudad hermosa con playas parecidas a las de Necochea. Hice ciencias del Deporte, y luego el Máster de Educación, para poder ejercer como docente que es lo que ahora me dedico hace tres años en un colegio privado".

Su hermano mellizo hoy es funcionario local: "Hizo la carrera de Biología, pero desde joven entró en la política. Actualmente es el Concejal de Deportes de Marbella. Mi hermana hizo criminología, y se especializó en relaciones internacionales. Trabaja en centroamérica para una empresa de España", sintetizó. Por último, recordó el trayecto de su madre Mabel Arcomano por nuestra ciudad: "Dio clases en el Colegio Nacional, en la escuela 1 también. Fue subdirectora del centro educativo de Quequén".

"Siempre mi lugar va a ser Necochea, no importa donde esté. En 2022 fui por última vez, y para mi es la mejor ciudad del mundo, pero vi zonas abandonadas. Así como creció el Puerto y el parque, me encantó la zona con sus puestos nuevos. Pero la vi descuidada y me dio lástima. Otra cuestión positiva es que tras diez años, con mi hermana vimos que se redujo mucho la cuestión de los perros callejeros", concluye Yasmín, quien habla con añoranza de Necochea y viene cada vez que puede. Una vida cortada a la mitad por dos países pero unida por el Oceáno. 

Escollera de Necochea, en su última visita en 2022.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias