martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2816

Necochea | 29 may 2024

Entrevista

Entrena, gestiona y juega a los 51 años en Quequén: "Defensores es parte de mi vida"

Mauricio Villarreal lo hace por amor, no cobra un peso por su vida vinculada al fútbol, y en especial a Defensores de Puerto Quequén. Herrero, arquero, entrenador, utilero, canchero. En esta nota con NdeN cuenta su historia: "Mi sueños se están cumpliendo: estamos recuperando la identidad perdida"


"Estoy en Defensores de Puerto Quequén desde chiquito, empecé a jugar a los doce años, luego en Quinta, Cuarta y Primera hasta que el club se bajó hace muchos años", así comienza Mauricio Villarreal contando su historia vinculada al fútbol en esta nota con NdeN. Multifacético, se dedica a la herrería pero ocupa sus días entrenando arqueros y arqueras para que su club crezca. Pero ojo, con más de 50 años sigue jugando. "Amo ver chicos con la camiseta de Defe en la calle", confiesa.

Cuando Defensores volvió a la liga de Necochea, se sumó al cuerpo técnico como entrenador de arqueros, actividad que realiza en la actualidad.  Antes, estaba jugando en el senior de Laferrere: "Pero también seguía jugnado como amateur, representandolo en la Copa Argentina", contó.

Mauricio abre un ítem tras otro, parece que tiene varias vidas en una. Tiempo atrás colaboró en el sub 16 femenino con el "Pato" Novillo, durante dos años. "Teníamos a la arquera de Defensores participando, así que fue parte de ese grupo".

Por otro lado, la edad no es condicionante para continuar sintiendo esa adrenalina previo a un partido: "A los 49 años me volví a poner los guantes a nivel amateur. Entré como arquero titular, jugué dos años, salimos campeones los dos años".   

Junto a Nicole Boncoere, Mia Goñi y Jasmin Lasevoli, del sub 16. Ahora, juegan en Aldosivi.

 

Por si fuera poco, Villarreal cuenta con un grupo de arqueros amateur ya hace casi diez años, entrenando a 20 arqueros. "Lo hacemos en una plazoleta de la terminal, donde está el cartel de Necochea los martes y jueves", narró, y agregó: "Estando en Defensores, con un grupo de chicos y chicas de varias edades, no cobramos un peso, lo hacemos gratis. En Defensores entreno todas las categorías de arqueros, lo hago todos los días. A veces hago doble turno".

Si se preguntan como hace, contó que cuenta con su taller de herrería, su fuente de trabajo.  "Por otro lado tengo un equipo que se llama el Submarino Amarillo en lo de Poulsen, salimos dos veces subcampeón. Trato de hacerme tiempo para eso también", indicó.

Tan bueno es su nivel que el año pasado lo invitaron a la selección de Necochea para jugadores de más de 50 años. "Fuimos a varias ciudades cercanas, jugamos un mundial en Tandil en diciembre. Ahora en junio jugaré el Mundial Senior en Pilar, voy con un equipo amateur", confesó.

Actualmente es entrenador de arqueros en la Primera y Reserva. 

SU VIDA EN EL DEFE

Practicamente ocupó todos los roles en club, en un recorrido que lo lleva a detallarlo: "Defensores es parte de mi vida. Cortamos el pasto, pintamos, colocamos los arcos. He estado en todas las partes donde se te ocurra, en el buffete, de vicepresidente, como utilero llevo los equipos de primera y reserva. Mi señora y mi vieja me ayudan, me hacen las pecheras, los banderines. El fútbol es la pasión de la familia", dice Mauricio emocionado.

"Anécdotas tengo muchas. Cuando jugaba en cuarta, no teníamos arquero, no había suplente. Con 18 años jugaba el mismo día en cuarta y en primera, hasta los 20", agrega luego.  "Hice un pequeño paso por Aldosivi pero no me gustó, no me gustaba el ambiente, así que me volví a Defensores":  

Sin dudas una historia de lo que significa el fútbol amateur en nuestra ciudad. Los jugadores del "Defe" lo vinculan como un todo terreno. Un ejemplo de vida para poner el cuerpo por un club, en un contexto donde se intenta instalar las sociedades anónimas, algo que no contempla los sentimientos como los de Mauricio, que mira siempre para adelante. 

Las épocas en Defensores donde en un día atabaja en Primera y en Reserva.

Por último, habló de los deseos con el club: "Mi sueño se está cumpliendo, Defensores jugando en Primera, ir por el ascenso. Pero más que nada, tener identidad que la habíamos perdido. Que haya chicos en la calle con camisetas de Defensores. Hubo 25 años que no la tuvimos, y que el club siga creciendo de esa forma". 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias