miércoles 12 de junio de 2024 - Edición Nº2810

Sociedad | 30 may 2024

LA MADRE DE TODAS LAS LUCHAS

Hasta siempre, Norita Cortiñas: La incansable luchadora por la memoria y la justicia

Nora Cortiñas, icónica defensora de los derechos humanos en Argentina, falleció a los 94 años dejando un legado imborrable de valentía y compromiso por la justicia y la memoria. Su partida deja un vacío en el país, pero su legado perdurará en la lucha por un mundo más justo y humano.


En un día marcado por la tristeza y el pesar, el país lamenta la pérdida de una de sus más grandes figuras: Nora Cortiñas, una incansable defensora de los derechos humanos, ha fallecido a la edad de 94 años. Con su partida, nos deja un legado imborrable de valentía, compromiso y lucha incansable por la justicia y la memoria.

Nacida el 22 de marzo de 1930 como Nora Irma Morales, Cortiñas fue mucho más que una madre afligida por la desaparición de su hijo Gustavo. Fue la voz de aquellos que ya no podían hablar, la fuerza de quienes fueron silenciados por la dictadura. Desde el momento en que su hijo fue detenido, secuestrado y desaparecido en 1977, se convirtió en un símbolo de resistencia y esperanza para miles de argentinos.

Su vida estuvo marcada por la búsqueda incansable de la verdad y la justicia. Se unió a las Madres de Plaza de Mayo y dedicó décadas a exigir la aparición con vida de los desaparecidos, así como la memoria y la justicia para todas las víctimas del régimen militar. Su lucha no se limitó al ámbito nacional; Nora Cortiñas se convirtió en una embajadora de la causa de los derechos humanos en todo el mundo, expresando solidaridad con los más vulnerables y participando en numerosos eventos internacionales.

Pero su legado va más allá de la defensa de los derechos humanos. Cortiñas también fue una ferviente defensora de los derechos de las mujeres y las minorías, destacándose en la lucha por el aborto legal y otras causas feministas. Su compromiso con la justicia social y la igualdad resonó en cada aspecto de su vida, desde su participación en movimientos sociales hasta su labor como psicóloga social y profesora universitaria.

A lo largo de los años, recibió numerosos homenajes y reconocimientos por su valiente labor. Desde doctorados honoris causa hasta premios por su contribución a la educación y la cultura, su legado será recordado y honrado por generaciones venideras. El club de fútbol argentino que lleva su nombre, el Norita Fútbol Club, es solo una muestra del impacto duradero que tuvo en la sociedad.

Nora Cortiñas deja un vacío imposible de llenar, pero también nos deja un desafío: continuar su lucha por la justicia y la igualdad. Su vida nos enseña que la verdadera grandeza radica en el compromiso con los demás y en la lucha por un mundo más justo y humano. En palabras de Cortiñas misma, "los desaparecidos no se reemplazan con nadie, pero nuestra lucha no hubiera sido posible sin la ayuda y la compañía del pueblo trabajador".

Hoy, Argentina llora la pérdida de una heroína, pero también celebra su vida y su legado. Que su ejemplo nos inspire a seguir adelante en la lucha por un mundo mejor, donde la justicia y la igualdad sean una realidad para todos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias