lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº1135

Municipios | 23 ene 2019

Alertan sobre el regreso de medusas y aguas vivas en Monte Hermoso y Pehuen-Co

Diferentes medios de la zona recibieron los llamados de turistas y vecinos de las playas sureñas que alertaron la presencia, durante esta segunda quincena de enero, de grande medusas que, según especialistas, son inofensivas.


Seis temporadas pasaron hasta hoy, donde en las playas cercanas a Bahía Blanca no hubo presencia de este tipo de animal marino de apariencia gelatinosa y cuerpo casi transparente, bordeado por tentáculos con cientos de células urticantes. Ya se estaba agotando el mito popular de las "playas peligrosas" por su cantidad de aguas vivas, sin embargo en los últimos días han vuelto.

Monte Hermoso y Pehuen Có fueron dos de los balnearios más visitados por turistas de la región durante las vacaciones de verano. Según señala Radio Palihue varios llamados de turistas alertaron sobre la presencia de un tipo de medusas, un fenómeno que se registró sobre todo cuando hubo temperaturas altas y viento norte.

Según distintos informes, el agua viva detectada este verano es una especie denominada “Aequorea Forskalea”, que es inofensiva. Las más peligrosas son las que tienen una cruz roja y cuyos filamentos provocan un fuerte ardor.

Según los especialistas, las aguas vivas que se vieron en Monte Hermoso son una especie pelágica extendida en el Océano Atlántico, en el Mediterráneo, en el Océano Índico y en el Caribe. Vive generalmente en las grandes profundidades, pero suele observarse en las proximidades de la superficie o varadas en la playa.


Tratamiento para las picaduras de las “Aguas Vivas”

Lo primero es enjuagar la zona afectada con agua de mar, nunca con agua dulce o del grifo.
Retira los filamentos incrustados en la piel con guantes desechables y pinzas.
Luego, lava la zona afectada con vinagre o bicarbonato de sodio durante un mínimo de 30 segundos. Esto hará que el picor disminuya. Después, procede a sumergir en agua caliente la superficie en la que se ha sufrido la picadura, por lo menos durante 20 minutos.
Otra forma de curar las picaduras de agua viva es aplicar compresas frías.

Los tratamientos mencionados no siempre son los mejores para aplicar, ya que dependiendo el tipo de océano en el que se haya efectuado la picadura, puede ser beneficioso o perjudicial aplicar vinagre; ante la duda para evitar correr riesgos lo mejor es lavar con agua caliente y colocar lidocaína en el área afectada o agua de mar.

Aplicar una crema que contenga entre sus ingredientes hidrocortisona o tomar algún antihistamínico oral.

También puedes aplicarte compresas de hielo y utilizar un vendaje para proteger las llagas; además de limpiarlas 3 veces al día con un producto de aplicación local que sea antibiótico.

Si la picadura o la reacción a la misma es grave puede que requiera hospitalización.

Señales de una reacción severa a la picadura de las “Aguas Vivas”

Problemas para respirar
Dolor en el pecho
Dificultad para tragar
Tono de voz diferente
Pérdida del conocimiento
Latidos cardíacos irregulares
Debilidad repentina
Náuseas, mareos
Espasmos musculares

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS