jueves 23 de enero de 2020 - Edición Nº1208

Sociedad | 11 dic 2019

Derechos Humanos

Falleció Martin Garamendy, uno de los testigos claves para el juzgamiento del represor necochense Bicarelli

El abogado fue detenido durante la última dictadura militar y torturado tanto en la Ciudad como en Mar del Plata. “Era el que, alguna noche de terror, esperando a ver a quien le tocaba " la paliza", te hacía reír, a pesar del cagazo, con algún disparate”, aseguran quienes estuvieron con él en los centros clandestinos


En las últimas horas se conoció el fallecimiento del abogado Martin Garamendy, uno de los testigos claves que permitieron condenar al represor necochense Héctor Bicarelli por crímenes de lesa humanidad durante el proceso iniciado en la última dictadura militar.

Desde las redes, testigos de los juicios que convivieron con él en los centros clandestinos de detención de la región destacaron su integridad ante la tortura de los militares. “Era el que, alguna noche de terror, esperando a ver a quien le tocaba " la paliza", te hacía reír, a pesar del cagazo, con algún disparate”, recordó en las redes el activista de DD.HH de la Ciudad, Cali del Prado.

A su vez, supo ser parte de la conducción del Colegio de abogados junto a Raúl Steffen  y otros letrados locales.

El mensaje completo de Cali Del Padro

No estaba seguro de escribir esto.
Se murió Martin Garamendy.
No fuimos grandes amigos ni nos frecuentabamos.
Fué muy criticado por la militancia de derechos humanos y por familiares de desaparecidos, por su actuación como abogado en algunos juicios.
No conozco los detalles.Pero hoy prefiero hablar de otra cosa. Del Garamendy que yo conocí...
Allá por 1976 compartimos el pabellón de los presos políticos en la Comisaría Cuarta de Mar del Plata, convertida en ese entonces en centro clandestino de detención.
Fué torturado, como casi todos los que estuvimos ahi.
Acá, en Necochea, fué torturado por el siniestro comisario Bicarelli en la sub comisaría de Villa Diaz Vélez.
Declaró en los juicios y su testimonio fué clave para que Bicarelli fuera condenado.
Martín era el tipo siempre de buen humor, aun en las peores circunstancias.
Era el que, alguna noche de terror, esperando a ver a quien le tocaba " la paliza", te hacía reir ,a pesar del cagazo, con algún disparate.
En aquel momento, fué un tipo íntegro y valiente.
Cuando se lo llevaron a Villa Devoto, se lo extrañó.
Después no sé...
No voy a hacer balance de vidas ajenas, bastante tengo con lo mío.
Hoy me quiero quedar con aquél Martin del 76...

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS