miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº1277

Política | 22 mar 2020

Gremio de recibidores de granos acató conciliación obligatoria

Se trata del conflicto que Urgara mantiene con sectores agroexportadores, en relación con la seguridad de los trabajadores: "Se expone a situaciones inseguras y no deseadas por nadie, privilegiándose el poder económico de las multinacionales por sobre la salud y la vida de los trabajadores"


Con críticas, Urgara acató la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo Insiste en que se expone a los trabajadores a situaciones inseguras.

No obstante la Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina cuestionó la medida, señalando que fue “sorpresiva” y que hace exponer a sus afiliados a “situaciones inseguras y no deseadas por nadie, privilegiándose el poder económico de las multinacionales por sobre la salud y la vida de los trabajadores, situación que nos resulta inaceptable”.

A través de un comunicado de prensa, que lleva la firma de su secretario general Pablo Palacio, Urgara subraya que esta resolución del Ministerio de Trabajo “no hace más que borrar con el codo lo que el Presidente escribió con sus manos”.
El gremio de recibidores de granos añadió que en esta instancia de negociaciones hará valer sus “legítimos y fundados argumentos, haciéndole valer a este ministerio el error y la incongruencia en el que está incurriendo”:

En tal sentido, subraya que “por un lado se dicta una cuarentena en el marco de prevención con el fin de combatir la propagación de los efectos lesivos del COVID-19, mientras por el otro se obliga a trabajar a miles de personas, en un sector reducido, atendiendo tripulantes extranjeros, con mínimos o escasos controles, pretendiéndolo hacer en jornadas extraordinarias, en pos de beneficiar a unas pocas empresas agroexportadoras que privilegian el interés económico por sobre el principio universal de la salud, la que se ve afectada ante tremenda pandemia”.

Advierte Urgara que hará responsables “a los directivos de las empresas agroexportadoras ante tamaña irresponsabilidad cívica y moral, obligando a sus trabajadores a prestar su fuerza de trabajo y correr los riesgos de contagio y de contraer la enfermedad en el difícil contexto de pandemia que se vive”.

A criterio del gremio “no hay dudas” de que las tareas que se obliga realizar a sus representados contra su voluntad “son totalmente ajenas a la crisis asistencial que sufre nuestro país y el mundo entero”. Y enfatiza: “Cargar un barco para exportación a fin que un privado lucre en época de crisis no representa una urgencia que amerite el acompañamiento del Ministerio de Trabajo, desconociendo los riesgos que acarrea la labor, poniendo en peligro su salud y la de otros ciudadanos argentinos”.

Urgara recalca que el mismo ministerio reconoce su “legítimo reclamo” al imponer, resolución mediante, que el sector empresarial extreme los recaudos de protección, los cuales “brillaban por su ausencia”

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS