jueves 09 de julio de 2020 - Edición Nº1376

Sociedad | 29 jun 2020

Covid-19

“Colectiva latiendo”, la red solidaria local que se organiza para asistir a vecinos y trabajadores estatales

Se trata de un grupo de profesionales de la ciudad que entregan una vez por semana alimentos y ropa de abrigo a distintas familias del barrio Terminal y a aquellos trabajadores que vienen desarrollando tareas esenciales durante la pandemia.


Organizaciones no gubernamentales, redes solidarias y ciudadanos de Necochea vienen organizándose para abastecer con alimentos no perecederos, frutas y verduras y equipar con insumos sanitarios a los médicos de sus centros de salud y a todo el personal estatal que se encuentra en la primera línea de la lucha contra el Covid-19.

"Somos un grupo de docentes, profesionales de la salud y psicólogas sociales que, desde el 2018, llevamos acabo una tarea solidaria en el barrio Terminal de esta ciudad, ubicado en la avenida 43 y 60 bis, porque es uno de los sectores más vulnerables de la ciudad", contó a la Agencia Télam Agustina San Juan, referente del grupo.

Según comentaron a la agencia estatal de noticias, todos los sábados realizan talleres recreativos, artísticos y de salud mental en dicho barrio con el objetivo de generar vínculos familiares y concientizar sobre "enfermedades, buenas conductas, la importancia del deporte y lo peligroso que son los vicios".
 

"Estamos atendiendo las necesidades urgentes: llevamos alimentos no perecederos, elementos de higiene personal, alcohol en gel, lavandina, pero además tanto pollos como ropa de abrigo", aseguró la entrevistada e indicó que son unas 90 personas que viven en ese barrio y que no tienen recursos para afrontar la actual pandemia.

La intención de la red es llegar cada sábado "casa por casa para entregar los bolsones con la mercadería, ya que la mayoría de sus habitantes viven de changas, trabajos temporarios o simplemente de la ayuda que reciben de nuestra parte", comentó San Juan.


Pero la red solidaria "Colectiva Latiendo" no es la única: la ONG "No estás solo", creada hace ocho años con el fin de cuidar y atender a pacientes oncológicos, se sumó a la ayuda solidaria en estos tiempos de pandemia realizando distintas acciones para la comunidad en su conjunto.

"Desde el primer día del aislamientos preventivo y obligatorio dispuesto por el presidente Alberto Fernández, junto a 70 colaboradoras, nos hemos puesto a confeccionar de manera voluntaria tapabocas, camisolines y ambos", explicó Karina Machado, presidenta de esa organización necochense.

"A esta campaña, se ha sumado hasta una abuela de 91 años llamada Olga, que con su antigua máquina de coser ha realizado más de 50 tapabocas de friselina de distintos colores para donar", contó.

Según se consigna en la nota citada, la organización ya lleva entregados unos 13.000 tapabocas a la Cruz Roja, los bomberos voluntarios, la policía, al personal de Prefectura, y a los centros de salud "no solo de nuestra ciudad sino también en Quequén y en salitas de salud de los pueblos del distrito como Juan N. Fernández, Ramón Santamarina, Estación La Dulce, Claraz y hasta Lobería".

Foto: Agencia Telam

Muchos de los insumos utilizados (como hilo, elástico, telas y agujas) fueron donados por la ONG "Ayudando a Crecer", dirigida por Luis Cabezas, y una fábrica de ropa local llamada "Andy", que pone a disposición sus máquinas de coser y también el corte en serie de todo lo que luego será ensamblado y luego donado.

"Todo lo que logramos es ad honorem, ya que el pueblo necochense es muy solidario y más en épocas como estas, donde la situación social y económica lo amerita", señaló Machado.

"Como nosotros ayudamos en general a pacientes oncológicos, todos los sábados repartimos a unas 10 familias, bolsas con verduras, frutas, harina, carne, fideos, yerba, huevos y elementos de limpieza, que fueron donados por comerciantes de la ciudad", resaltó, al tiempo que dijo que "cada uno, desde su lugar, hace que la vida de estas personas sea un poquito mejor teniendo en cuenta que muchas de ellas semanalmente siguen con sus tratamientos de quimioterapia".

Machado contó que "un vecino llamado Luis Ortega es el encargado de hacer los trámites para poder llevar a estos pacientes a hacerse sus tratamientos a la ciudad de Mar del Plata, que queda a 130 kilómetros de Necochea. Él consigue los permisos y todas las autorizaciones pertinentes para poder trasladar con su propio vehículo a los pacientes hasta los centros especializados en oncología. Sin toda esa organización, muchos se quedarían sin atención porque no cuentan con ese servicio en Necochea o porque sencillamente no podrían hacer frente al costo de hacer ese viaje", consideró.

Machado aseguró que tiene confianza en esa unión solidaria: "Juntos seguiremos trabajando hasta que termine esta pandemia, ya que poniendo un granito de arena desde el lugar que ocupamos, podemos seguir ayudando a quienes mas necesitan", concluyó.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS