viernes 04 de diciembre de 2020 - Edición Nº1524

Política | 18 nov 2020

Educación

Desde Necochea le respondieron a la ministra de Educación porteña: “Exigimos una disculpa pública ante los dichos desafortunados”

Estudiantes del profesorado de Educación Primaria de la Ciudad publicaron una carta pública en respuesta a los dichos de la funcionaria Soledad Acuña, quien en declaraciones sostuvo que los trabajadores de la educación son "viejos", "fracasados" y con "poco capital cultural".


Las declaraciones de la ministra porteña de Educación, Soledad Acuña, no pasaron desapercibidas y lograron una catarata de repudios desde Usuhaia a la Quiaca.

Necochea no fue la excepción, ya que estudiantes del profesorado de Educación Primaria de la Ciudad publicaron una carta pública en la que responden a las declaraciones realizadas por la funcionaria contra los trabajadores de la Educación.

“Creemos firmemente que nos formamos con pasión, coraje, cansancio, responsabilidad, empatía, respeto y amor, condimentos que invitan a disfrutar de la tarea de educar en tiempos complejos, en lugares complejos y con sujetos complejos. Es por ese motivo que hoy nos vemos completamente ofendidas y lastimadas, al oír salir de su boca, siendo representante en Educación, frases como: ´cada vez más grandes de edad que eligen la carrera como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras´; ´un docente que aprende bien sabe que lo que tiene que hace es enseñar a pensar, no decirle a los chicos en que pensar´; ´son de los sectores más bajos socioeconómicos´”, sostiene un fragmento de la carta escrita por alumnas y alumnos de tercer y cuarto año de la carrera que se dicta en la ciudad.

Cabe recordar que la ministra, quien estudió en Bariloche en la escuela cuya comisión directiva estaba integraba el jerarca nazi Erich Priebke, se había referido a la docencia asegurando que sus trabajadores son "viejos", "fracasados" y con "poco capital cultural".

En otro de los fragmentos de la carta, señalan: “Quisiéramos contarle que el instituto de formación, para muchas y muchos de nosotros y nosotras, fue la primera opción, opción que abrió puertas para llegar a las licenciaturas, tecnicaturas y carreras de grado, inclusive distintas a la educación. Y para muchos otros, quizás fue la tercera o cuarta opción, como usted menciona, en la cual pudieron encontrar finalmente eso que les llena el alma a la hora de sentarse a estudiar arduamente para un final, y más aun sabiendo que ese final implica el título de la carrera”.

A parte de exigir una disculpa pública, los estudiantes locales respondieron a cada uno de los planteos realizados por la funcionaria macrista que fue denunciada ante el INADI en las últimas horas.

 

La carta completa:

Necochea, Buenos Aires, Argentina, 16 de Noviembre de 2020.

Estimada Acuña, Soledad:

Nos dirigimos a usted con el mayor de los respetos para hacerle saber las sensaciones causadas luego de escuchar las desafortunadas frases que recorrieron los medios de comunicación en el día Lunes 16 de noviembre del corriente año, los cuales resonaran en nuestra memoria, para fortalecernos aún más. Para enseñarnos aquello que NO queremos reproducir.

Somos alumnas y alumnos del Profesorado de Educación Primaria de la Ciudad de Necochea, algunas transitando el 3er y 4to año de la carrera y otras ya son ex alumnas, recibidas hace unos pocos meses. La ponemos en contexto, por si aún no reconoce lo que esto implica.

Muchas de las personas que se inscriben en el profesorado lo hacen para adentrarse al mundo de la cultura escolar y todo lo que ello conlleva. Nos animamos a formarnos como trabajadores de la cultura, por y para la educación, aquella educación, que hace años está siendo castigada, ninguneada y desvalorizada. Y decimos que nos animamos, porque la tarea docente no es para cualquiera, o mejor dicho no es una “carrera de formación fácil” (saber socialmente divulgado), a la vista está la revalorización que la sociedad ha podido hacer del trabajo docente, que se pudo apreciar en tiempos de ASPO.

Dicha educación, pretende emancipar ciudadanos críticos, desde enfoques totalmente distintos a los cuales estaban planteados en años anteriores en el terreno de la educación. Educación que se funda en paradigmas epistemológicos con bases muy sólidas, con autores que mencionan, por ejemplo, el capital cultural al que usted hace mención en una de sus desafortunadas frases.

Creemos firmemente que nos formamos con pasión, coraje, cansancio, responsabilidad, empatía, respeto y amor, condimentos que invitan a disfrutar de la tarea de educar en tiempos complejos, en lugares complejos y con sujetos complejos. Es por ese motivo que hoy nos vemos completamente ofendidas y lastimadas, al oír salir de su boca, siendo representante en Educación, frases como: “cada vez más grandes de edad que eligen la carrera como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras”; “un docente que aprende bien sabe que lo que tiene que hace es enseñar a pensar, no decirle a los chicos en que pensar”; “son de los sectores más bajos socioeconómicos”; entre otras.

Quisiéramos contarle que el instituto de formación, para muchas y muchos de nosotros y nosotras, fue la primera opción, opción que abrió puertas para llegar a las licenciaturas, tecnicaturas y carreras de grado, inclusive distintas a la educación. Y para muchos otros, quizás fue la tercera o cuarta opción, como usted menciona, en la cual pudieron encontrar finalmente eso que les llena el alma a la hora de sentarse a estudiar arduamente para un final, y más aun sabiendo que ese final implica el título de la carrera. ¿Recuerda cómo es esa etapa tan exhausta para un estudiante? De vez en cuando es muy grato poder hacer el ejercicio de volver la memoria a esos momentos, lo recomendamos.

Ya que estamos, la invitamos también a recordar que concepción tiene la educación acerca de el “fracaso”, como usted menciona haciendo referencia a nosotras y nosotros estudiantes.

En cuanto a la edad, no creo que sea necesario destacar algún tipo de idea ya que creemos que no hay edad para poder llenar el baúl de experiencias y conocimientos que enriquezcan nuestro crecer. No hay edad para incorporar un capital cultural. Lo diferencial ahí seria que por suerte contamos con ciudadanos que aún creen en el ejercicio de la educación, cualquiera sea luego su desenlace.

Si somos de bajos recursos socio-económicos o no, no debería ser asunto suyo. ¿Debemos recordarle que la educación es un derecho y bien público en nuestro país? Por el contrario, debería ser usted, y tantas otras personas más, las encargadas de asegurarnos los recursos socio económicos para poder continuar con los estudios pertinentes y las respectivas mejoras en infraestructura, que tan necesarias se hacen a la hora de llevar a cabo la compleja tarea de educar. ¿O acaso quiere ciudadanos domesticados? La invitamos a pensar sobre ese aspecto también, si gusta, claro está, ya que acá nadie impone nada a nadie.

No queremos ser insistentes en todas las fracciones negativas que se unieron, desafortunadamente, en esta oportunidad de su parte, más bien queremos dejar en claro nuestra total disconformidad para con los hechos mencionados.

Los institutos de formación docente nos capacitan de manera consiente y coherente, para la difícil y compleja tarea de educar, ni más ni menos, ciudadanos críticos y reflexivos, tal como nos propone nuestro Diseño Curricular, pequeñas almitas a las cuales les tomamos la mano a diario, tratándoles de hacer saber que afuera existe un mundo distinto, mejor, lleno de todo lo que ellos quieren que tenga, lleno de todo eso que nosotras, DOCENTES EN FORMACION, ponemos en sus mochilas cada vez que entran a nuestras aulas. No vamos a permitir que usted se dé el lujo de ensuciar lo que tanto sacrificio nos cuesta construir a todas y todos los que creemos que la docencia y la educación, son pilares fundamentales de un pueblo emancipado.

Exigimos una disculpa pública ante los dichos desafortunados en el día Lunes 16 de Noviembre de 2020.

Le regalamos una hermosa reflexión de una docente que acaba de recibir su título en el mismo día en que sus dichos resonaron en todo el país, espero lo disfrute tanto como nosotras:

“Si esto es militar, militemos sabiamente para vivir sin ataduras sociales, emocionales, pedagógicas, culturales, políticas e ideológicas. Militemos por un futuro real que podamos construir sin ignorancia ni ceguedad”.

La saludan atentamente, alumnas y alumnos del Profesorado de Educación Primaria de la Ciudad de Necochea.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS