miércoles 03 de marzo de 2021 - Edición Nº1613

Política | 21 feb 2021

Genocidas en Necochea: Red de lealtades y pacto de silencio

Prisión perpetua para el represor Conde, que se escondía en Necochea. ¿Un genocida puede ser un buen vecino? En esta primera, de una serie de notas, desde Hijos Necochea comparten información e invitan a la reflexión colectiva sobre "las micro-complicidades del horror".


ESMA IV : Hay sentencia. Luego de casi 3 años de audiencias por los crímenes cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada contra más de 800 personas llegan las condenas con apenas tres cadenas perpetuas y un represor que esquivó su destino.

Terminó el cuarto juicio por delitos de lesa humanidad en la ESMA.

La Justicia sabe a veces a tan poco, cuando llega después de más de cuarenta años, por crímenes imprescriptibles y parece que solo limita a un conjunto de ancianos a permanecer en sus casas los últimos años de su vida. 

El tribunal condenó a prisión perpetua al oficial naval Carlos Mario Castellví, al ex agente de la Policía Federal Raúl Armando Cabral y el ex personal civil de inteligencia (PCI) del Batallón 601 del Ejército, Miguel Conde. A quince años de prisión a Carlos Carrillo, José Iturri, Jorge Ocaranza, y Ramon Zanabria. Y a seis años de prisión al ex conscripto Claudio Vallejos.

Miguel Conde, también conocido como Manuel Caramés, el Pelado Cortés o simplemente Cortés, pasó su vida de retiro de carrera de represor placenteramente en la ciudad de Necochea a escasos metros del mar. 

Se radicó en nuestra ciudad a fines de los noventa, puso dinero en un restaurante, improvisó una familia con una mujer cincuenta años menor, de bajos recursos y con dos niñxs pequeños. 

Consiguió trabajo como administrador y consejero de seguridad del edificio en el que vivía, siendo el contador Teodoro Di Rocco su nexo para cerrar el trato. El contador Di Rocco, había sido candidato a intendente por el Partido Popular por la Reconstrucción , partido del referente carapintada Mohamed Ali Seineldín quien fue jefe de fuerzas especiales del Operativo Independencia en Tucumán en 1975, Jefe del Regimiento 25 de infantería de Chubut desde donde lucharía en la Guerra de Malvinas y en 1978 organizó la primera unidad de comandos de fuerzas especiales “Halcón 8” que fue el antecesor inmediato de la compañía de comandos 601 con sede en Campo de Mayo, es esta misma área y en esos mismos años se desempeñaba Conde en sus tareas de Inteligencia.

¿Fue casual que viniera a Necochea?

Conde, Cortés, Carames, ¿estaba retirado?

¿Abandonan sus hábitos los genocidas?

La policía que lo lleva en abril de 2013 lo deja abrigarse, tienen la gentileza de taparle las esposas para la foto de la prensa y deja pasar varios días sin allanar la casa dándole tiempo a la familia de retirar todo lo que considere importante, en fin, un conjunto de gentilezas inexplicables.

¿Tienen los genocidas trato diferencial para las fuerzas de seguridad? 

¿Es una gentileza o siguen firmes en la cadena de mando?

No hizo tanto ruido en la ciudad su detención en la avenida principal costera en el edificio Ciudad Marítima, no horrorizaron a sus conocidxs ni a sus vecinxs los hechos de espanto y muerte que se le imputaban, por lo contrario se promovieron teorías de confusión de identidad, de incongruencia y, la más cínica, la hipótesis de una persona que hacía tramites, cadete, llevaba y traía papeles, claro que llevaba y traía, de ESMA a Campo de Mayo, mucho más que papeles.

No olvidemos que este hombre, civil, que ingresó a colaborar con el ejército para esta década ya tenía más de cuarenta años. Pero ni siquiera la prensa local quiso cuestionar su nefasta reputación, solo quedó resonando como un Eco que ese anciano “era muy buen vecino”.

"Prisión perpetua para Miguel Conde por 97 hechos de privación ilegítima de la libertad doblemente agravada y cometida con alevosía, 420 hechos de privación ilegítima de la libertad triplemente agravada cometida con violencia y por durar más de un mes en forma reiterada, imposición de tortura seguida de muerte 3 hechos, coautor de homicidio agravado con alevosía 79 hechos, coautor de homicidio preterintencional 1 hecho, coautor de homicidio con alevosía con procedimiento insidioso 1 hecho, secuestro ocultamiento y robo de bebes, niños y niñas menores de 10 años, 17 hechos".

Estos son los hechos cometidos y por los que recibe su condena en la Megacausa ESMA.

Aún falta la condena por todos los hechos que se le imputan en la causa de Campo de Mayo.

¿No sigue siendo su pacto de silencio un dispositivo de redes activas que perpetúan sus violencias más allá del horror de cada una de sus atrocidades cometidas?¿Puede haber un quiebre en esta red?

¿Puede algún cómplice involuntarix de los genocidas querer recuperar su dignidad devolviendo verdad a las familias mutiladas?

 

María Guezuraga
Nota 1, 21-02-21

Miguel Conde (al medio) durante audiencia de la causa en curso Campo de Mayo. Foto de Lorena Battistiol Colayago
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS