sábado 15 de mayo de 2021 - Edición Nº1686

Política | 15 abr 2021

OPINIÓN

Alberto Esnaola: “Un comité de crisis desnudo”

Nota de opinión de Alberto Esnaola, concejal mandato cumplido y presidente electo del comité comité Emiliano Abasalo de la Unión Cívica Radical (UCR) de Necochea.


Por:
Alberto Esnaola

En política es muy común utilizar un cuento clásico de la literatura danesa “El Traje Nuevo del Emperador”, más conocido como el Rey está desnudo para señalar carencias evidentes y negadas por el gobernante de turno.-
La historia remite a un gobernante vanidoso que deseaba mostrar el mejor vestuario, y escuchando a dos timadores no pudo resistir la tentación de hacerse de esa tela tan suave y delicada que se tornaba invisible a la mirada de los tontos e incapaces. 
Rodeado de aduladores que le decían lo bien que lucía ese vestido, el Rey creyó vestir la tela más impresionante, no porque él la viera si no que, decir lo contrario automáticamente lo pondría en el lugar de los tontos e incapaces.
Más allá de la dificilísima situación en la que nos encontramos todos, merece hacerse una lectura sobre la primera reunión del Comité de Crisis Sanitaria en el año que, vaya paradoja, no contó con ningún profesional de la salud a excepción de la Secretaria política del área.
Cuando la pandemia llegó nadie estaba preparado ni la infraestructura sanitaria de la nación, la provincia y mucho menos la municipal, pero es necesario decir que ya pasó un año y con una ventaja objetiva, que el hemisferio norte siempre nos adelantó al menos un trimestre las consecuencias, poco aprendimos y hacia ahí va este intento de reflexión.
Un año atrás y en el marco de la cuarentena más estricta y extensa del planeta, recibíamos a diario a través de las redes sociales y también en nuestros teléfonos una campaña del gobierno municipal que más que buscar conciencia social educando nuevas conductas e informar, se parecía más una campaña electoral.
En el transcurso de esta crisis podemos observar que las autoridades municipales son impermeables a las críticas y sugerencias que no vayan en consonancia con lo que ellos piensan, dejando sin lugar para una mirada distinta. En lugar de ampliar opciones prefieren encerrarse sobre sí mismos, prueba de esto es la reunión de ayer.
El problema de la reunión del Comité de Crisis está en las ausencias, no en las presencias, y al menos no trascendió públicamente hasta ahora que ninguno que haya estado en la reunión se lo haya preguntado.
Los eventuales reclamos por parte de las agremiaciones médicas sobre la falta de recurso humano en la atención de las 6/7 camas de UTI-COVID por parte de solo 4 médicos, la falta de cardiólogos en el Hospital para lectura de los electrocardiogramas que terminan por hacerse en Mar del Plata y a esto se le pueden sumar carencia en insumos de última generación e indumentaria adecuada entre muchos otros reclamos.
La pregunta que surge es ¿no merecía tratarse ayer con las organizaciones de profesionales de la salud y sindicales además de informar estas dudas o hay que pensar que no se las invitó para que no se traten estos temas?.
Más grave aún es la ausencia de la Jefa del Servicio de Infectología de en la cual es un secreto a voces que fue expresamente excluida del Comité luego de discrepar con el criterio del Gobierno respecto de la lectura sobre la segunda ola y su impacto. Mientras Irungaray mostró la película que vivíamos, el Gobierno Municipal se aferró a la foto negando la realidad.
 Hoy la terapia que está a tope espera a más de 10 personas para ingresar, hoy apelamos a que la ciencia nos ayude y aquellos que tienen Fe también pueden apelar cada uno a su Dios.-
Los ciudadanos tenemos el derecho inalienable a exigir a quienes nos gobiernan nos respeten diciendo la verdad e informándonos verazmente por más cruel y dura que sea esa verdad.-
La reunión de ayer a juzgar por mí impresión, y obviamente pueden disentir con mi opinión, tuvo más olor a movida política, tendiente a colectivizar los errores y desmanejos por la faltad de previsión que tuvo el Gobierno Municipal, por eso las ausencias terminan sin dudas siendo mas importantes que las presencias.-
Por más que el Gobierno crea que viste las mejores ropas está aún a tiempo de corregir el rumbo. Lo importante sería llegar a evitar que venga ese niño que al igual que en el cuento danes, expresó con su candidez y señalando al gobernante, le diga lo que nadie hoy se atreve: EL REY ESTA DESNUDO.-   
                             

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS