domingo 31 de mayo de 2020 - Edición Nº1337

Arte y Cultura | 5 may 2020

Segunda selección de poemas de Arturo Serrano

Cuentos y relatos de autores y autoras necochenses en el marco de la campaña nacional "Quedate en casa". Se publicarán todos los días de cuarentena a las 20 hs. Hoy una segunda selección propia de poesías de Arturo Serrano.


Interrogantes y escape
pero por qué la casilla de hierro y el mar de soledades
por qué el portón de lluvia cuando la sed es de fuego
por qué me mira desde allá ese viejísimo hombre de ceniza
por qué andan las rémoras tan alegremente subterráneas
por qué se descosen tan rápido las enormes piedras del pensamiento
por qué corren tan lejos las agujas detrás de las tijeras, por qué se enuncia
así tan tristemente
la niña de la alegría
por qué los ojos y el estanque, el árbol y sus candados perdidos
por qué iré a estar otra vez solo inventando más preguntas sin respuesta
habrá que hablar entonces abriendo la boca
tener cosas de otros
verles poemas en las manos
dejarse marcar por sus miradas

y salir caminando de uno mismo, aunque más no sea
así, por nada.

 

Falenas


levantan la luna en su perchero azul oscuro
los dioses de calles de tierra/
sobre los pensamientos cansados
vuelan las falenas
como que caminan en el aire
suben y bajan escaleras circulares/
allí me siento a imaginar
y la mesa tiene alas
aun quedándome, me voy/
siembro unas palabras en la hoja
ya no blanca
bebo en los ojos de la mujer que dibuja

y flaco pero ando igual
como si al amor me alimentara.

Huesos
en el pájaro que sale del tren que
anda por la boca de un fantasma
hay fuego de corazón/
la gente miserable y poderosa anda
pobre de belleza
la gente hermosa y humilde anda
pobre de comida/
el pájaro que nace del vapor oscuro

de una mirada de diamante de niña perdida
vuela de regreso a la noche
y el estremecimiento de la locura libre
atrás de sueños de oro se esconde
en nuestros huesos desnudos
fósiles que nos rellenan y que dirán
acá estuvimos.

Música de la noche
el mar del infierno
en unos ojos bonitos
por una calle cansada
como un cometa del alma
brillando apagado por la tierra
llevo a rastras mi payaso
corazón de luchador
y lavandina
son los retazos rotos

de mi camisa/ la bandera
de alguna guerra perdida
que ondula en los pasos de baile
invisibles demonios borrachos
con la música nocturna del espanto
y con inútiles y lindas
poesías de amor
y libertad.

 

Canción de terror para niños

el amor resulta ser un delirio
una espléndida y demencial trampa de ratones
el amor feliz y amarga tortura
una tortuga solitaria mordiendo en el alma
el amor resulta ser una ilusión y una desilusión
un campamento en la parte más paradisíaca del infierno
una canción de terror para niños
un dulce engranaje de la muerte

el fugaz y alucinante preámbulo a un desierto de frío interminable
el amor resulta ser una costura que se deshilacha
un encantamiento oscuro inevitable y feliz
un animal que nos carcome hasta dejarnos
vacíos y confundidos en el galpón de las cosas perdidas.

 

Amor es magia

este poema es un ritual
para que lo bailes con los pies descalzos
para que descanses un rato en la eternidad
cuando está feo el tiempo/
este poema es un rito
para que lo leas en la oreja
de un antiguo dios descuartizado
la tierra necesita que te mueras
para comerte

el sol necesita que te mueras
para alimentarte
la lluvia necesita que te mueras
para regarte
solamente esa luna blanca y extraña
necesita que vuelvas a nacer
siendo otra cosa
este poema es una vieja ceremonia
para que lo andes en círculo
o disparado hacia delante como una flecha irreversible
tira tu mochila al fuego tírala
sin quitártela
o si no mirá las llamas
hasta que nazca esa sed de fuego en el alma
celebra el día
macabro como un nacimiento
hermoso y dulce como sufrir
espantoso como ver una mariposa flotando en el viento
cuando no hay luz, esa sombra que ya no proyectamos
la tenemos por dentro
y allí somo dioses y diablos del espejo
este poema es una transmutación
una formula mágica
atravesarlo es pasar una puerta
leerlo es pescar en un río
cantarlo es ser en un sueño el león que espera a su asesino
olvidarlo es usar las estrellas como lentejuelas para un vestido
escribirlo es sembrar un mundo debajo de la casa
mirarte es pinchar un corazón de terracota con una alfiler
pensar en vos es tomar unos mates comiéndome al hijo de dios en
galletitas
recordarte es convertirme en una estatua de paquetes de sal
este poema es una ballena
pastando en el orden del universo
un árbol dibujado en la rama de un árbol dibujado en un papel
que alguna vez fue árbol
este poema es un encantamiento
corta los lazos
déjate poseer por el arco iris o los pájaros o el alma de una bailarina rusa
muerta hace cien años
cada letra
es un pie descalzo sobre el fuego
cada palabra

es recostarse desnudo sobre el hielo
abrir la ventana es pedir algo a los gritos
si cerrás los ojos vas a ver el aterrador gesto de una máscara
y si la máscara cierra los ojos va a ver
la frágil hermosura de tu propia cara
este poema es el festejo de tu boda con el universo
tu matrimonio con un botón, las flores, un piolín, una mesa, los países, la
música, un peine roto, la libertad, una pelusa, el teatro, los automóviles,
una cajita de crayones y la pequeña y peligrosísima canción de un fósforo
hasta que la muerte los termine de unir
este poema es una invocación de servicio
un mensajito de texto que te envía lo inefable
un tropezón que te recuerda
lo sagrado que es el pisos
se puede rezar como nombre de mujer en la penumbra
se puede depositar en la urna como un voto de silencio
se puede meditar profundamente
en ojotas en el patio y con una cerveza
y no importa si es mentira
de noche toda iluminación es artificial
consagrado a la imposible de entender sabiduría del amor
y profanado por los demonios desquiciados del tiempo
este poema es la resurrección
de todo lo que aún no está muerto
recuerda que vas a nacer
cantá ese verso a los saltos arriba de un techo
atrapa a la locura en tus manos con la risa de este sortilegio
llevalo por las dudas en el bolsillo
como un ticket de salida del infierno
son los ojos rojos del lobo que mastica la nieve de la luna
es el cuerno del jabalí que hace temblar los pilares del cielo
son las siete cabezas del dragón esperando en el área a que pateen el
córner
es un pájaro cola de tijera cortando los hilos en el laberinto
es el caballito de muérdago que se quema en el cielo del corazón
es la mujer de los siete mil setecientos seis rostros

-falta el tuyo-
es la fiesta silenciosa, el banquete hambriento,

telescopio tapado para mirar a lo invisible
que resulta ser apenas un dibujito primitivo descubierto en la pared de
una caverna
es el dio Pan nuestro de cada día, que va a los salto con sus pies de
carnero

al almacén a comprar el vino de su dios
es la apelación indiscutible contra todos los castigos
es salirse del casillero
de la totalidad el absoluto en cuotas sin interés
tus manos son el templo, tus costillas son la sacristía, tu cabeza es la
adornada cúpula
tus pies son el suelo consagrado, tu boca es los ojos del oráculo
y el puente al otro mundo está tendido en la mirada de los gatos
este poema es un pensamiento mágico que se baila
con cualquier música pero fuerte para despertar a los espíritus que
duermen
escondidos en los entretechos
camínalo
en las nubes
guárdalo
dentro de una manzana
vuélalo
en el agua del mar
adórnalo
con tu pensamiento
quémalo
en el fuego de un asado en una noche cálida de luna creciente
en todo lo que se manifiesta está la manía y la fiesta
este es el caldero donde arden las esperanzas
es el círculo de piedritas que descifra un viejo enigma
es la puesta en escena de una primavera sublimada
es el aplastado colchón del altar del sacrificio
es el tótem de la risa que nuestro clan ha perdido
es la serpiente que ha confundido su cola y muerde lo que hay en las
costillas
a la hora en que se pone roja la distancia
a la hora en la que el viento arrasa las hojas
el alma pisa en el aire y sus huellas son esos pájaros desesperados
este poema es un secreto guardado en un libro de oro
un nombre inventado por un druida sobre un montículo
un rollo desenterrado del mar vivo
el mensaje oculto en la maleza
lo escrito en el margen, en el reverso
lo no dicho de todos los libros
la fórmula de escape de todos los encierros
es el himno que proclama la herejía prohibida de estar vivo
cambia una mirada ausente por una presente
cambia reinos por caballos

cambia esto por lo Otro
la comida
es el lenguaje infinito
la bebida
es el rocío de la mañana
la edad
es un minuto
el nombre
es legión
el cuerpo
es un jardín sembrado bajo la lluvia
el deseo
es una estatuilla de oro
el tiempo
es veloz
1 su vida es fugaz
la felicidad
es un rifle ardiente

el sueño
es una entrada gratis para la libertad
el oficio profundo
es desaparecer en el espejo.
        “Ceremonia es magia/ ceremonia es ciencia/ ceremonia es fe deseada/ el
     deseo crea el mundo/ el mundo es ceremonial/ ceremonia es amor/ amor
     es magia"

      Clem Gorman, Todo es ceremonia, 1969

*Arturo Serrano es Acompañante terapéutico pero también poeta y desde hace 16 años realiza un Taller de poesía en el Hospital Neuropsiquiátrico "Taraborelli" de Necochea. Aquí algunas de sus poesías de su libro "El espejo del monstruo", el cual se puede acceder en este link

Fue entrevistado en los inicios de NdeN en este link

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS