martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº1724

Deportes | 30 mar 2021

Polo de Lizaso: sus anécdotas, su carrera como jugador y técnico... y el recuerdo de sus amigos

Desde NdeN recordamos al deportista fallecido el lunes en Necochea con la palabra de uno de sus seguidores y también con una entrevista donde De Lizaso recordó los hitos de su carrera y opinó sobre todo.


Durante la tarde de ayer lunes 29 de marzo del 2021 falleció el necochense Jose Ignacio Polo de Lizaso, a sus 75 años, a causa de un cáncer. "Polo" fue el basquetbolista más importante en la historia de Necochea, según advierten los que conocen del deporte. Su carrera tuvo una historia muy grande en la ciudad de Bahía Blanca, ciudad con la que jugó en Olimpo, en la Selección Provincial y en la Nacional. 

Había nacido un 20 febrero de 1946 en un campo cerca de Energía y había heredado algunos campos en la ciudad. Desde chico jugó en el club Boca Juniors, en Rivadavia y a los 18 años, ya con un contrato bajo el brazo y con la idea de estudiar Agronomía, se fue a vivir a Bahía Blanca y a jugar en Olimpo. 

En dicha ciudad, generó un boom junto a otros dos jugadores: Alberto Mandrake Cabrera y Alberto Lito Frue. El trío alcanzó grandes victorias: como seleccionado de la Provincia de Buenos Aires ganaron la mayoría de los torneos Argentinos de los 70. 

Históricamente se recuerda el amistoso ante Yugoslavia que se ganó (78-75) y De Lizazo fue figura contra este equipo que venía de consagrarse campeón mundial. Durante esa noche en Bahía Blanca, Polo aportó 15 tantos 

De Lizaso llegó a bahia como pivot, por sus 1,98 metros de alto, pero allí se conformó como un alero macizo y robusto: consiguió 9 campeonatos con Olimpo, 10 provinciales con Bahía Blanca y 8 Argentinos con el combinado de Buenos Aires.

Con el seleccionado argentino disputó 26 partidos y anotó un total de 185 puntos. Disputó la Copa del Mundo Uruguay 1967 y fue partícipe del equipo que logró el Sudamericano 1973 en Bogotá, Colombia, junto a Cabrera y Fruet. 

Recuerdo de sus amigos

Fernando Bertelsen es un kinesiólogo de Necochea que de joven siguió la carrera de De Lizaso de muy cerca, sobretodo la época donde el recientemente fallecido fue técnico del Club Rivadavia cuando la institución logró jugar en categorías B y C de la Liga Nacional de Básquet, que comenzó a jugarse el 26 de abril de 1985. 

El año pasado, al cumplirse 35 años de este fundamental comienzo para el deporte argentino, Fernando gestionó la entrevista de Polo de Lizaso con diferentes medios de comunicación. "Los homenajes se hacen en vida", expresó Bertelsen anoche al enterarse del fallecimiento de su amigo. "Esta enfermedad de mierda", pudo decir para sacarse la bronca. 

"Se fue un grande... de mi parte agradecerle haber vivido ese año 85, ese jugador que vi cuando era chico, era un animal lo que jugaba, con la selección, y también el padre de la liga nacional", expresó y resaltó que el Polo trajo a jugar al norteamericano Neil Robinson a Necochea: "el mas grande que jugó en la ciudad,  era un show", recordó quien guarda todos los recortes, fotos e historias de estos años dorados del basquetbol local.

Finalmente Fernando Bertelsen resaltó que el fallecido "fumó mucho toda la vida, se comía los atados de cigarrillos durante los partidos", recordó a Polo desde el banco de suplentes del Club Rivadavia. "Estaban los clásicos con Peñarol, donde ibamos y todos hablaban de Polo De Lizaso".

Foto: Fernando Bertelsen

 

Por su parte, el colega periodista Hugo Moller, fue quien lo entrevistó el año pasado por sus hazañas (Foto). En sus redes sociales ayer publicó una despedida: "Te admiré en mi adolescencia, viéndote jugar en tu ocaso, en el Piso de los Deportes del Club Rivadavia, en un torneo que no recuerdo muy bien. Me impresionó la forma en la que saltabas, elevándote, y justo cuando quedabas suspendido en el aire, lanzabas la pelota y encestabas. También me impactó la fuerza y la garra con la que jugabas...Te había admirado, antes, leyendo la revista El Gráfico, donde se informaba de los triunfos de Provincia de Buenos Aires en los torneos argentinos de basquet, formando aquel trío memorable con Alberto Pedro Cabrera y Lito Fruet".

Inolvidable entrevista

Tal como republicamos en NdeN en 2020, en una entrvista del periodista Fabián García para el portal "Basquetplus.com", Polo contó detalles de su vida y reflexiones sobre el básquet. 

Respecto a sus inicios contó que empezó en Boca "pero tenía un tío que era técnico en Rivadavia y me llevó ahí... fueron los dos clubes que jugué en Necochea, y después Olimpo. Jugué en 3 clubes nomás".  

Primeros pasos en Bahía 

"Cuando fui a Bahía ya tenía algunas ganadas antes, je. Cuando yo tenía 15 años, con la selección de primera de Necochea ganamos por primera vez en la historia el regional.  La cuestión es que en 1961 le ganamos a Mar del Plata en Miramar. Siempre ganaban ellos. Pero ese año vino un muchacho de La Plata que nos reforzó. Al año siguiente le tocó la sede a Necochea y le volvimos a ganar. Dos seguidos en esa época fue una cosa increíble. Con la selección de Necochea había debutado a los 14. Así que apuntaba a ser un basquetbolista distinto. Y un año antes de ir a Bahía, vino Olimpo a jugar un amistoso a Necochea y me habló el Lungo Brusa. Cuando terminé el secundario y tenía decidido ir a Bahía, me contacté con ellos y fui a Olimpo"

Cambio de posición 

"Lo que pasa es que el básquet te ubicaba rápidamente. Yo tengo fotos de cuando jugaba en Necochea y era el más alto. Después en Olimpo ya no era el más alto. Ni hablar después en la selección de Bahía o de Argentina. Entonces un técnico de Olimpo se dio cuenta y me dijo 'vos tendrías que aprender a jugar de más afuera'. ¿Te parece? Le dije.  Entonces jugué de afuera. Y veía la cancha distinto. No me podía adaptar. Me acuerdo que hice 4 puntos en el primer tiempo. Me marcaban muy fácil. Entonces en el segundo me fui a jugar donde jugaba yo siempre. Y metí 32 en total, o sea que hice 28 en el segundo tiempo. El hombre tenía razón igualmente, así que me fui adaptando. Cuando vas subiendo de jerarquía te acomodás.

Selección bahiense

"Apenas llegué así que fuimos compañeros muy rápido (con Beto Cabrera). Teníamos 18 años, pero se notaba que él iba a ser el mandamás por muchos años. No era tan fácil eh. Ganamos el de 1964, pero no era el equipo que se formó después con los años. En ese 1964, en noviembre ponele, cuando volvimos de ganar el provincial nos estaban esperando como si fuera una hazaña la que habíamos conseguido. No estaba previsto que Bahía fuera campeón provincial"

A sus 29 años, un punto de inflexión

"Jugué el Argentino de 1975, pero antes me agarré hepatitis. Justo había nacido mi hija en mayo de 1975. Estuve como 4/5 meses sin poder jugar. Tenía 29 años. Yo ya estaba radicado en Necochea y la verdad es que ya me costaba ir a Bahía a jugar y entrenarme para estar al mismo ritmo. Después de la hepatitis, ya recuperado, había un campeonato comercial en Necochea, de un nivel bajísimo, y digo, lo voy a jugar para ponerme en estado. No va que en el último partido, a 10 segundos del final, me corto el tendón de Aquiles. Así que entre la hepatitis y el Aquiles estuve un año sin jugar. Después volví, pero a partidos muy puntuales. No quedé mal, pero ya viviendo en Necochea me costaba mucho. No te olvides que el básquet era amateur. Me había querido retirar un año antes, a los 28, pero un día, sorpresivamente, se vinieron como 100 familias a hacerme un agasajo acá a un restaurante de Necochea, me comprometieron y no me pude retirar". 

La importancia de hacer pesas

"Ahora, mirá lo que es la ignorancia. Una vez tuve un accidente jugando al fulbito en la playa en Necochea. Tenía una pequeña fractura en la rodilla. Me enyesaron, y cuando me sacaron el yeso, que era toda la pata, me asusté porque tenía la pierna flaquita. Y fui a un gimnasio para recuperarme. En poquitos días se recuperaba con algunas pesitas de 1 o 2 kilos. El tema es que hice gimnasia mientras me recuperaba. La cuestión es que ¿podés creer que cuando volví a jugar la volcaba como nada? No se usaba en esa época volcarla, porque por ahí rompías al aro, y era una pelotudez para un jugador quedarse colgado del aro y romper un tablero. No se usaba. El tema es que la volcaba con facilidad. ¿Vos creés que lo asocié con lo que había estado haciendo en el gimnasio para seguir haciéndolo? Ni en pedo. A los dos meses estaba todo igual como antes."  

Seleccion nacional

"En realidad debuté en el Mundial Extra de 1966 en Chile, pero no es oficial. Oficialmente fue en el de Uruguay en 1967, pero era suplentón. Jugamos bien ahí".  

Su fuerte

"El fuerte mío siempre fue la mandada. He destruido equipos así, por acumulación de faltas. Manejaba bien los dos perfiles, sabía mandarme por la izquierda y por la derecha, que era mi fuerte. Pero no tenía mal tiro. Te aseguro que el jump mío era bastante admirado".  

Contra yugoslavia en la selección

"Veían a esos osos de Yugoslavia y pensaban que nos ganaban por 40, pero no les teníamos miedo. Uno tiene que ver los equipos cuando son cinco contra cinco, no 12 contra 12, ¿me explico? Ellos a lo mejor tenían 7 de más de 2 metros. Nosotros por ahí teníamos 1, pero cinco contra cinco era otra cosa. Y nosotros sabíamos jugar al básquet, y defendíamos bien, algo que hoy en día los que defienden ganan campeonatos".  

¿Un equipo picante?
 
"Sabíamos marcar muy bien. Y en ataque una de las grandes virtudes que teníamos era falta de egoísmo. Si había uno para hacer 30, se las dábamos todas a él. Y si teníamos fama de duros y de jodidos, qué se yo. Nosotros jugábamos naturalmente así. Eso lo aprendí en Bahía. Yo cuando llegué era medio blandito, pero allá cambié. Te decían algo que te rompía mucho las pelotas. Por ejemplo: "Hoy lo consagraste a Battilana". Quería decir que te había pintado la cara. A lo mejor a la noche por eso no podías dormir. Y al otro partido no permitías que Battilana te cagara a goles".  

Foto con Lito

"Fue en cancha de Altense de Punta Alta, final del provincial contra La Plata. Yo estaba jugando mal y el flaco recupera una pelota y me tira la cortada. Hice la bandeja y metí el doble. No sé si hasta ahí había hecho 2 o 4 puntos. Y cuando volvía a defensa, nos encontramos en mitad de la cancha y salió espontáneamente. Ni nos pensamos que nos iban a sacar esa foto ni nada por el estilo. Después nosotros recorrimos mucho la Argentina y esa foto estaba en un montón de pizarrones de los clubes de barrio de todo el país. Era un incentivo para todos los menores: el básquet se siente de esta forma. Es lo que yo más rescato."  

Causa del retiro

Porque me instalé en Necochea. Tenía que darle bola a los campos y decidí radicarme en Necochea. En algún momento me arrepentí. Perdí el hilo del básquet de primera. Pero son decisiones que uno toma en la vida y ahora es tarde. El último partido fue en el Argentino de 1975, en Comodoro Rivadavia que perdimos la final contra Capital". 

Opinión sobre la Generación Dorada

"El día más feliz de mi vida en ese aspecto fue la final de Atenas 2004. ¿Sabés con qué reniego? Perdón que a veces te desvío de la charla. Yo tenía un concepto del técnico agradecido. Y para mí Magnano con Herrmann no lo fue. No sé qué pasó, pero la Generación Dorada le debe a Herrmann la medalla de oro, porque el partido con Grecia iba perdiendo y entró él y cambió todo. Parecía Jordan. Y volvió a jugar muy bien en la semifinal contra Estados Unidos. Y en la final no lo pone ni un segundo Magnano. Un partido que se ganó con holgura. Algo debe haber pasado".  

Jugadores de hoy

"Me encantan los jugadores de hoy y Scola. Se adaptó bien Scola, porque cuando empezó el recambio de la Generación Dorada, los más chicos jugaban con cierta timidez. Salvo Campazzo, que es caradura. Les costaba. Es entendible. Pero en China ya no existía más la GD. Y Scola era medio impensado que estuviera jugando. Y lo que jugó fue increíble. Acordate lo que te decía del gimnasio y mi rodilla. No era usual que alguien se preparara. Y este se hizo una cancha en su campo. ¡Qué bárbaro! Antes si vos solo jugabas eras considerado un vago, y ahora medio como que todos te tienen super cuidado porque sos el sostén de la familia. Cuando vos le decías a tu mujer que te ibas, te decía '¡otra vez 10 días afuera!' Claro, si no traías un mango por eso. Ahora es al revés". 

 

Foto: Bertelsen

Foto: Bertelsen

Histórica foto del movimiento del Polo

Inauguración del estadio Norberto Tomás del club Olimpo. Ese día la selección de Bahía Blanca le ganó un partido a la selección de Yugoslavia que acababa de consagrarse campeona del mundo. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS